Publicidad

Anna Ternheim “The Night Visitor” (V2, 2012)

Autor: | @indienauta

ternheimalbum

Dicen que este es el disco con el que esta sueca puede definitivamente emular en el mercado internacional el éxito comercial y el reconocimiento (Grammys suecos incluidos) que ya tiene más que ganados en su tierra. Permítanme dudarlo, ya que The night visitor no es, ni mucho menos, su oferta de atractivo más inmediato para el público masivo.  


Aquí, Ternheim prescinde de las orquestaciones elegantes y coloridas que presidían su anterior trabajo (producido por Bjorn Yttling, de Peter, Bjorn & John), sustituyéndolo por un ambiente de folk sombrío y parco en elementos, majestuosamente producido –eso sí- por Matt Sweeney (ese enigmático caballero que lo mismo le da al rock duro junto a gente como Billy Corgan y Dave Grohl, que se convierte en un superhéroe del folk compartiendo cartel junto a Bonnie “Prince” Billy en el disco Superwolf).

Abundan guitarras acústicas, los slides y los banjos, que sujetan el disco a través de todas las variantes de arpegios y “fingerpickings” que puedan ser imaginadas. Esto acerca a Ternheim más que nunca a ese estilo Americana al que siempre había aspirado, pero también acaba convirtiéndose en un compromiso sonoro demasiado pesado para unas canciones que casi nunca pasan de agradables (tampoco ayuda la excesiva pulcritud de la voz de Ternheim). Una pena, pues cuando la cosa coge un poco de enjundia (como en el crescendo “zeppelinesco” de Bow your head, se vislumbran posibilidades de un tipo de disco muy diferente al que finalmente ha llegado a nuestras manos.

No hay nada que sea grotescamente malo, pero sí que nos invade un exceso de sacarina y de monotonía, por lo que son de agradecer las aportaciones vocales masculinas, ya sea la del mismísimo Will Oldham en Walking aimlessly o el muy digno dueto con el legendario ingeniero David Ferguson en The longer the waiting (the sweeter the kiss).

 

 

To Top