Publicidad

Allo Darlin’, “We Come From The Same Place” (Fortuna Pop! 2014)

Autor:  | Google+ | @curtillo

allo-darlin-we-come-from-the-same-place-cover-art

Normalmente, los cambios importantes en la vida de los miembros de un grupo suelen verse reflejados en sus discos, pero en el caso de Allo Darlin’ no es así. El reciente matrimonio de Elizabeth Morris, que se ha mudado a Italia, no ha influido mucho en las canciones de su banda; tan solo podemos ver algo del país mediterráneo en uno de los títulos del álbum y en la nostalgia de alguna de las canciones. Por lo demás, la banda anglo-australiana sigue componiendo bonitas y melancólicas canciones pop, y lo mejor de todo es que les sigue funcionando.

Las canciones de Allo Darlin’ cuentan historias cotidianas, de esas que podemos escuchar cada día en cualquier parte del mundo. Elizabeth Morris compone temas que juegan con la sencillez y que parecen fáciles, pero que no lo son. También se atreve con alguna historia macabra real como la de ‘Half-Heart Necklace’, que cuenta unos asesinatos que hubo en su pueblo natal (de ahí que sea la canción más cruda y más guitarrera del disco). Pero lo mejor es ver cómo Morris tira de la nostalgia y se saca de la manga algunas letras que cuentan sus recuerdos de sus múltiples giras. Ahí está la bonita ‘Heartbeat’, con la que abren el disco hablando de un bar del sur de España, o las menciones a los aeropuertos que encontramos en ‘We Come From The Same Place’ y ‘Angela’. Toda esta nostalgia y melancolía están acompañadas por su particular voz y su inseparable ukelele, que es uno de los grandes protagonistas del disco.

Lo que mejor hacen Allo Darlin’ es fabricar hits de pop atemporal, y de esos hay unos cuantos en su tercer trabajo. Temas como ‘Kings and Queens’, ‘Bright Eyes’ –donde Morris deja que su compañero Paul Rains cante algunas estrofas–, ‘Romance and Adventure’ o ‘Crickets In The Rain’ son de las que funcionan a la primera escucha. Además, han conseguido un sonido totalmente reconocible: sus canciones no suenan a otros, sino a ellos mismos. En las canciones más lentas y tristonas, donde siempre es difícil conseguir buenos resultados, también nos encontramos con que su sonido sigue funcionando de maravilla. Buena prueba de ello es la preciosa ‘History Lessons’ o la suave delicadeza de ‘Santa Maria Novella’. Una vez más, Allo Darlin’ han conseguido dar con la fórmula que hace que su pop sencillo suene fresco y no a refrito. Un gran aplauso para ellos.

To Top