Publicidad

Día de la Música Heineken, Madrid (20-06-2010)

cronicadomingodiamusica

Domingo previo al Día Europeo de la Música, cita ineludible con Heineken y con la música. Una organización impecable y una programación de lujo. ¿Qué más se puede pedir? Pues el buen sonido del Teatro Circo Price, por ejemplo, que es de lo mejorcito que hay ahora mismo en Madrid. Una cabina de Radio 3 se encargaba de retransmitirlo todo en directo, con entrevistas y otros contenidos (¡yo pillé un concierto de Mittens para la radio!). Y el mercadillo en el que estaban presentes los festivales más importantes de nuestro territorio y, sobre todo, el buen rollo de una jornada dominguera musical. Mención especial a los chicos del JamónPop repartiendo rico muslo del animal rey de la pocilga, y a los del Sonorama haciéndonos sentir como en la ya mítica jornada en las bodegas, a tope de morcilla.


El día estaba plagado de conferencias interesantes con especialistas en el mundo de la música, pero como la ubicuidad es imposible, lo que nosotros pudimos ver fueron conciertos. Hola a Todo el Mundo nos decían buenos días con su neo folk épico hecho en Madrid, junto con el Sr. Chinarro, cada uno por su parte excepto cuando se fundieron para interpretar en directo El fantasma de la transición, tema de TAB que han hecho juntos para este evento y que sonó impagable: gran elección de canción y gran fusión de estilos la de este dueto. Sorprendente y maravilloso. Después llegaron los franceses Popopopops, que con su pop bailable animaron algo el cotarro, así como Daily Bread y su electrónica-rock vibrante recién llegados desde Holanda, y que consiguieron despertar ya del todo al público (a medio aforo del Price) a las dos de la tarde. El prometedor trío repasó su álbum Well, you are not invited casi por completo y se mostraron muy emocionados y agradecidos durante la hora que tocaron. Especialmente bien recibidas fueron Put your shoes on the dancefloor, además del hit Shot the picture. Pensándolo bien, su electro punk con voz aguda femenina recuerda a ratos a The Faint. Pese a que el sonido no les acompañó especialmente ellos salieron airosos. Unos chicos a los que no hay que perder la pista.

Christina, sin Biolay

Pero el plato fuerte, a quien todo el mundo estaba esperando, era a Christina Rosenvinge, que salió al escenario tan impecable como siempre y deleitó al respetable con su voz, su actitud, su característica cadencia vocal y sus dulces melodías, en un concierto familiar y distendido. La rubia solista se contró básicamente en el Tu labio superior: Anoche (el puñal y la memoria) -mucho más pop y bailable que en el disco-, Negro cinturón, Tu boca... Hacia el final del concierto se sentó al teclado para tocar, entre otras, la que es para muchos la mejor canción de su disco Continental 62, Toc Toc, que fue de las más aplaudidas. Lo que no pudo ser fue su dueto en directo con Benjamín Biolay, pero como ella misma dijo "como no ha venido al final, el Sr. Chinarro va a subirse aquí conmigo, que sabe un poco de francés y se ha apuntado la letra en un servilleta hace un rato para que cantemos a dúo". Y oye, ni tan mal. De hecho, La idiota en mí fue el mejor momento del concierto, y la improvisada pareja derrochaba sensualidad y charme. Fue un cierre estupendo para el concierto del "plantón", como la misma Christina dijo.

Poco después tocaban los Band of Skulls, célebres por hacer colado una canción suya en la BSO del filme para adolescentes Luna Nueva y, sinceramente, nos dejaron un poco fríos. Pero eso tenía fácil remedio: llegaban los FM Belfast directamente desde el país con el volcán en activo más aparatoso del mundo, y con sus alegres y divertidas piezas amenizaron la hora del café a los allí presentes.

Nacho Vegas con Manel: total sintonía

Tocaba ya descansar un rato de tanto atracón musical y prepararse para los platos fuertes de la tarde noche, que se podían disfrutar, ya sí, con tickets de pago. Y mereció la pena la espera: Manel dieron el concierto más emocionante del día. Pelos como escarpias escuchando con tal precisión Ai, Dolors, El mar, o su famosa versión del Common People de Pulp. Aún siento que floto y me pierdo entre los silbidos en vivo de En la que el Bernat se't troba. Y ya cuando salió Nacho Vegas para qué queremos más: de la unión del asturiano con estos catalanes aparece una versión de los Wave Pictures que se convirtió en otro de los momentos clave de la jornada. Preciosismo elevado al infinito; por fin una propuesta novedosa. Para completar la actuación, Nacho Vegas salió acompañado de su banda a tocar temas míticos suyos tales como Dry Martini, S.A, Nuevos planes, idénticas estrategias o Perdimos el control, desgarradora canción con la que cerró su repertorio en un recital en el que le vimos mejor aspecto y ánimos que nunca. No sé si fue la emoción del momento o que este chico está estupendo en los últimos tiempos. Una alegría.

Potente cierre de la noche

Turno para los esperadísimos Fanfarlo, con su pop epicoide mezcla entre Arcade Fire, Beirut y, permitidme encontrarles un aire, Clap your hands say yeah. Disfrutaron e hicieron disfrutar. Todos sus instrumentos rimaban al unísono. El público enloquecía y buscaba como mover el esqueleto en las gradas, zafándose de las butacas que, aunque cómodas, sobraban por momentos. Conciertazo preludio de la mejor cúspide que podía tener la noche: Delorean. Los de Zarautz subieron al escenario tan enérgicos como siempre. Y si con Fanfarlo el público de las gradas intentaba bailar, imaginaos la locura colectiva con los creadores del reciente Subiza y del no por cortito menos importante Ayrton Senna EP, obra maestra del 2009. Sin palabras: sonaron mejor que nunca y cerraron una noche completísima.

Además de todo esto, La Casa Encendida ofrecía una exposición fotográfica muy interesante con instantáneas de las bandas tomadas por alumnos del Máster Photo España. Y, por supuesto, los conciertos fueron retransmitidos en directo on-line. Échale un vistazo a la página y podrás encontrar todos los contenidos que busques y entrevistas a las bandas http://www.diadelamusica.com. Ya os contaremos cómo fue la jornada del lunes, con The XX a la cabeza. ¡Que todos los días sean el Día de la Música!

Fotos: Alberto Luna


[flickr set=72157624330618174]

To Top