Publicidad

Crónica South Pop 2012: sábado 8

Autor: | @talibanmusic_tm

nosotrashsouth   La segunda jornada comenzó con uno de los grandes atractivos del festival: las sesiones de dj´s en la piscina del Hotel Barceló. Rafa López, director del festival y del sello sevillano Green Ufos, desplegó temazo tras temazo disfrazado del capitán del Costa Concordia. Como no podía ser de otra manera, tras la divertida sesión y con el aplauso de los asistentes, Rafa López acabó en el agua. Es imposible reflejar en unas líneas el espectacular ambiente que se vive en la piscina. Los bailes, chapuzones, coreografías acuáticas, el reencuentro con los amigos de siempre y las nuevas amistades festivaleras, dieron paso a la barbacoa previa a la primera actuación del sábado. Músicos, público, prensa especializada, promotores, organizadores de festivales...todos hacen de la piscina un punto de encuentro, en el que hablar de música con un mojito en la mano en un ambiente distendido e inmejorable.  
  A los franceses H-Burns les tocó abrir la jornada de conciertos del sábado. H-Burns eran los auténticos tapados del festival. Desconocidos por los asistentes y sin apenas información de la banda en internet, nos dirigimos al recinto sin saber qué nos encontraríamos. Sorprendentes, practicando brit pop de ricos matices noventeros, H-Burns fueron una auténtica sorpresa, con uno de los conciertos más interesantes del festival. Habrá que seguirles la pista.   Todo lo contrario nos ocurrió con los austríacos de Francis International Airport. Algo descafeinados en directo, Markus Zahradnicek y los suyos desgranaron los temas del genial In The Woods (álbum con el que saltaron a la palestra hace un par de años), sin llegar a congeniar con un público que esperaba algo más de ellos. Suponemos que estos chicos no están hechos a las altas temperaturas de la costa onubense.   Como no podía ser menos, el regreso de Nosoträsh era lo más esperado de la jornada del sábado. Un concierto precioso, con cierto regusto nostálgico y centrado en Popemas (sin duda uno de los discos más importantes del indie nacional), hicieron las delicias de los fans en un salto atrás en el tiempo de casi una década. Con una banda cien por cien asturiana, compuesta por ex-miembros de Penélope Trip, Undershakers y Pauline en la Playa, "Arte", "Copiloto", "Polilla", "Tres tristes tigres" o "Cenicero" nos hicieron recordar una época en la que en el indie y los festivales multitudinarios no tenían nada que ver, en la que los grupos de culto eran secretos de unos pocos y en la nos pasábamos tesoros con forma de bellas canciones, con espíritu pseudo adolescente. Nosoträsh nos hicieron llorar de felicidad.   Tras la breve actuación de los locales The Strangers en la Carpa Obbio (una suerte de cruce entre The Strokes, Television Personalities y Weezer, que no convenció a casi nadie), los suecos de Friska Viljor ofrecieron una de esos mágicos conciertos a los que nos tienen tan acostumbrados. Si a estas alturas nadie duda que The Beginning Of The Beginning Of The End es uno de los discos internacionales más interesantes de 2011, tampoco creo que haya dudas respecto a su directo. Divertidos, brillantes, con una voz sugerente y una instrumentación que equidista entre la delicada orfebrería y el pop con mayúsculas, Friska Viljor hicieron las delicias de los asistentes, que empezábamos a mirar con tristeza el reloj, con la melancolía de saber que el festival vivía sus últimas horas de vida. Con "Old man" y "Larionov" la locura y el baile fueron generalizados.   Que los directos de El Columpio Asesino son sobrecogedores, es algo que todo el mundo sabe. Estar en un concierto de los pamplonicas es siempre una experiencia salvaje y brutal. Maestros del directo, la pose y la actitud, El Columpio Asesino convence a propios y extraños con sus mejores armas. Enamorado de la pose de Cristina Martínez y del sonido galopante de El Columpio Asesino, disfrutamos con los temas actuales y con los clásicos. De "On the floor" a "La gallina", pasando por el éxtasis colectivo de "Toro", los pamplonicas nos dejaron con ganas de más. Broche de oro para una noche mágica, que los chicos de La Mujer Barbuda se encargaron de alargar hasta bien llegado el amanecer.   El domingo por la mañana de nuevo los dj´s en la piscina del hotel nos hicieron bailar, si bien la despedida estaba ya cerca y los sentimientos eran mucho menos eufóricos que las jornadas anteriores, por la resaca de la noche anterior y por tener que esperar 365 días para volver al Santa Teresa South Pop de Isla Cristina. Espectacular ambiente, para una cita obligada a la que estamos deseando volver. Nos vemos en 2013.   Foto: Facebook Green Ufos      
To Top