Publicidad

Crónica: Sonorama 2009


La duodécima edición del Sonorama-Ribera se saldó con un rotundo éxito de público, y es que la desaparición de una gran cantidad de festivales que habían surgido los 2 ó 3 últimos años, ha hecho que los veteranos se afiancen. Quizá este año el cartel no era tan atractivo como los anteriores (según opiniones de los foros), pero la presencia de ciertos grupos y el ambiente que siempre se vive en este festival ha hecho de esta su edición con más público. El Sonorama goza de muy buena salud.


Por segundo año el Sonorama comenzaba el jueves con una jornada de “puertas abiertas” en la que destacó el asombroso y contundente directo de Nudozurdo y la veteranía hecha arte de Kiko Veneno. Ese día también pasaron por allí Le Punk, Manos de Topo y Christina Rosenvinge, que convenció aunque en algunos momentos aburrió, Depedro que contó en el escenario con la presencia de miembros de Vetusta Morla y que presentó un gran directo, y Sr Chinarro que además de un buen concierto divirtió a todo el mundo con sus chistes.

El viernes la jornada comenzó pronto en el Recinto Ferial de Aranda con unos Unfinished Sympathy que sufrieron las tempranas horas que les tocaron y el calor insufrible que hizo este año durante el festival, de ahí a Anni B Sweet presentando con banda su disco “Start, Restar, Undo”, a la que no le hace mucho favor el parecerse tanto a otras cantantes de estilo similar, o Lagartija Nick que no terminaron de llegar a la mayoría del público y eso que eran de los más rockeros del festival. Lo de Amy McDonald sigue siendo un misterio, sobre todo teniendo en cuenta que su aportación fue más bien escasa, y que sus temas suenan todos demasiado parecidos, pareciendo que sus canciones se repiten una y otra vez. Y tras Mendetz llegaron las estrellas del día, los omnipresentes Vetusta Morla, y es que los madrileños han estado este verano en todos los saraos. Tras su actuación el año pasado en el escenario matinal del centro de Aranda con un público totalmente entregado, estaba claro que su paso por el escenario principal este año iba a ser algo importante. Sus seguidores corearon todas sus canciones, saltaron y lo pasaron en grande. Los conciertos de ese día lo cerraron Dorian que sufrieron ciertos problemas de sonido en la presentación de su nuevo disco “La ciudad subterránea”, pero a pesar de ello fueron otros de los triunfadores de la jornada. Y para terminar, no olvidar que en la carpa tocó-pinchó Chimo Bayo. Lo que algunos catalogaban como un chiste de mal gusto, se terminó por convertir en uno de esos momentos que todo festival tiene o debería tener: la frase que todos repiten, y es que al día siguiente, los asistentes a los conciertos gritaban continuamente su “Hu-ha!”. En pocas ocasiones se ha visto a un público tan entregado con alguien que sólo tiene dos o tres temas conocidos y que ya tienen 20 años.


El sábado se presentaba otra calurosa jornada con más que interesantes conciertos. Al igual que el día anterior, Second sufrieron las consecuencias de tocar tan pronto y con tanto calor. La presentación de su último disco congregó a pesar de todo a un gran número de seguidores. Todo bien, excepto ese final con el tema “Todas las cosas” intentando que subiera el público, y que parece más bien un intento de llegar a las radio fórmulas. Sobra en su espectáculo. Tokyo Sex Destruction no convencieron, y eso que tablas no les faltan, pero la indiferencia de la gente que se acercaron a verlos era mayor que el entusiasmo de sus fans de siempre, que por supuesto los tienen.  Lo de Ojo con la Mala fue otra cosa, y es que fue muy grata la sorpresa de escuchar los temas de la Mala, vestida a lo Gilda, con una banda capitaneada por Raül Fernández y Ricky Falkner, y unos músicos (la Original Jazz Orquestra) que le daba ese toque jazzístico y de blues que tanto agradó al público. Catpeople aburrieron, y que a veces da la sensación que les interesa más parecerse a Editors o Interpol que en buscar su propio estilo. Les salvó algún tema como “Radio”, ya al final del concierto. Pero después tocaban James, y eso ya eran otras palabras. Era uno de los conciertos más esperados y no defraudaron. ¿Lo malo? Se quedaron cortos en temas, pero es que una hora escasa no da tiempo para mucho, sobre todo cuando hablamos de un grupo que lleva en el panorama musical desde hace más de 20 años, por lo que al final se dejaron clásicos como “She’s a star” o “Sound” entre otros muchos. A la tercera canción, Tim Booth ya estaba subido a la valla, y el público disfrutó de lo lindo, tanto los fans de siempre, como los que nunca habían oído ni siquiera hablar de ellos. Geniales.  Igual que La Habitación Roja, que presentaron temas de su próximo y esperado largo, mezclados con temas de siempre. Sonaron contundentes dejándonos uno de los mejores directos del festival. Incluso retomaron en el último momento uno de sus mayores clasicos “Mi habitación” para mayor deleite de sus seguidores de siempre. The Sunday Drivers presentaron en su directo su último disco “The End of Maiden Trip”, dejando claro que el disco es uno de los discos del 2009. Sus nuevos temas sonaron fantásticamente, y eso que fue una de las primeras veces que lo tocaban en directo, a los que se sumaban sus clásicos como “On my mind”, “Do it” o “Little Heart Attacks”, que sigue siendo un tema perfecto para terminar sus conciertos.
Para terminar pudimos ‘disfrutar’ de We are Standard. En directo son de lo mejor que se puede ver, haciendo bailar a todo el mundo, pero la actitud de su cantante, Deu Txakartegi, a veces deja mucho que desear. Sí, será una pose, pero a veces se pasa. En el Sonorama pudimos ver uno de los conciertos en el que más insultos profirió tanto al público como al resto de los músicos. A veces sobra tanta pose. El concierto final, antes de las sesiones de dj en la carpa (Chema Rey y Digital 21) corrió a cuenta de  Infadels, momento en el que quedó patente que el público no quería que este festival acabara, bailando sin parar y con ese final tan digno de mención como fue la versión del “Sweet Dreams” de Eurythmics.

Para acabar no podemos olvidar la carpa Future Stars, escenario nuevo donde pudimos disfrutar de algunos de los conciertos más interesantes del festival, y eso que entre tanta oferta en los otros dos escenarios, era complicado el poder ver un concierto y menos entero, pero a pesar de eso Mi Pequeña Radio, Álex Ferreira o The Royal Suite, prometen, y esperemos que realmente lleguen a ser estrellas, porque se lo merecen.

También hay que recordar esos conciertos de la mañana en una de las plazas del pueblo. Este año, y por tercer año, se dieron reunieron algunos artistas que ya tienen largo recorrido como Los Coronas, que el viernes y bajo un sol de justicia hicieron bailar a todo aquel que quiso quedarse en la Plaza del Trigo en vez de salir huyendo de los casi 40 grados que caían a esa hora, y lo pasaron en grande, o Josh Rouse, que nos ofreció el sábado un concierto que desilusionó a casi todos ya que esperábamos algo un poco más “eléctrico”, no sólo él con la guitarra y Raül Fernández de Refree a los teclados. En un tema contó con la presencia de Alondra Bentley y su banda sobre el escenario. La cantautora murciana ofreció antes una actuación en la que podríamos destacar su preciosa voz, pero es que suena demasiado parecido a otras cantantes. Ese mismo día también tuvimos la oportunidad de sorprendernos con el directo de los vallisoletanos Arizona Baby, que al verlos nos hacen esperar con más impaciencia su próximo disco, que saldrá ya en otoño.
 
Una apreciación para la organización, y es que la idea de los conciertos de día es genial, pero este año tendrían que haber puesto los toldos que pusieron el año anterior para el concierto de Vetusta Morla ya que los espectadores lo hubiéramos agradecido y sobraba escenario, ya que casi ocupaba la mitad de la plaza. Por lo demás, y a pesar del infernal calor que ha hecho este año, estos conciertos son una gran idea, aunque agotadora si has estado hasta tarde viendo a los djs o has dormido en el camping.

Pero da igual, hay Sonorama para rato y eso nos encanta.

 


Fotos: Cristina Casado


[flickr set=72157622401956728]

 

 

 

To Top