Publicidad

Crónica Monkey Week 2011, segunda jornada

Autor: | @talibanmusic_tm

wiggummonkey   Segunda jornada vivida por la redacción de Indienauta en el Monkey Week 2011.
  - Domingo 30:   La segunda jornada la comenzamos con muchísimas ganas y a la postre comprobaríamos que fue la jornada más completa del festival. Después de degustar algunos de los mejores productos de la tierra gaditana a precios muy asequibles, nos dirigimos al Teatro Pedro Muñoz Seca, donde despúes de poder charlar con los responsables de algunos sellos, fuimos al escenario Mondo Sonoro a ver a Maryland.   Todavía no eran las cinco de la tarde y en el escenario Mondo Sonoro había una atmósfera cálida y húmeda que nos hacía sudar de lo lindo. Pero el esfuerzo por lo tempranero de la hora y por el calor mereció la pena, ya que Maryland ofrecieron a nuestro gusto, uno de los conciertos más bonitos de los que hayamos podido disfrutar en los últimos tiempos. Con dos discos bajo el brazo, los de Vigo supieron conjugar tensión y músculo, melodía y distorsión, hasta conseguir emocionar a los pocos afortunados que nos congregamos en el escenario con su power pop de muchísimos quilates. Maryland lograron transmitir emociones y energía a partes iguales y elevarnos sobre el suelo con canciones perfectas como "This time". Derrochando ganas y mostrando la madera de la que están hechos (Humildes y sabios a la par), Maryland fueron mis héroes de la jornada.   Todavía con la piel de gallina y en el mismo escenario, otra banda de Vigo sembró el caos y la violencia sónica donde antes hubo fuerza sabiamente contenida. La cabeza dio paso al corazón y éste a la entrepierna. Directamente desde el abdomen y con un discurso incendiario, Disco Las Palmeras! ofrecieron un concierto sencillamente arrollador. "La casa cuartel", "A los indecisos", "Me la jugasteis en China" o "La soga umbilical" son ya himnos para los seguidores de este apabullante secreto a voces, cruce bastardo entre Los Planetas y Triángulo De Amor Bizarro.   Corriendo, temerosos de perdernos el segundo concierto de Wiggum en el Monkey Week (la jornada anterior no llegamos a tiempo a su concierto en la Plaza Alfonso X El Sabio), nos desplazamos a El Loco De La Ribera, un bar pequeño y coqueto que domina orgulloso la Plaza de las Galeras. Cuando llegamos, el concierto ya ha comenzado. Rodeados de músicos ilustres de la escena sevillana, como son los compañeros de sello Montevideo, Bosco de BTheFAKE o Javi Neria de Salieri y junto a una veintena de curiosos atraidos por las espectativas creadas en torno a los catalanes, disfrutamos del pop colorista y del mosaico que conforman las bellas melodías vocales de Sintón Nisón Ama a Nifú Nifá. Con un sonido menos delicado que en el disco, el directo de Wiggum es tremendamente efectista y de un preciosismo certero, en canciones interpretadas apuntando directamente hacia el corazón.     Casi sin tiempo y con The Caveats sonando tremendamente bien, a lo lejos desde la terraza del Bar Santa María, llegamos a El Cielo De La Cayetana para ver a Rusos Blancos y certificar que el sonido de este bar es el peor de todos los que conforman los showcases. Desganados por el pésimo sonido, los madrileños sonaron como si estuvieran dentro de una cueva y apenas pudimos disfrutar claramente más que de "Supermodelo". A pesar de todo, destacamos el trabajo de Elisa Pérez (también en Cosmen Adelaida) que sin ser una virtuosa de la batería, es una purista del sonido sixtie y funde las canciones de Rusos Blancos con ritmos negros.   Pasamos por delante del escenario Desencaja en dirección al Teatro Pedro Muñoz Seca y oímos de pasada el espectacular sonido y la personalísima voz de Juano al frente de All La Glory. No es de extrañar que consiguieran alzarse con el premio del concurso, a tenor de lo escuchado los pocos minutos que estuvimos en la plaza.   De nuevo en el Teatro, estuvimos en la Maratón de bandas en el programa de RNE 3 "Hoy empieza todo". Dirigidos por el afamado locutor Ángel Carmona, bandas como I Am DiveGaggia, Cosmonauta o Radiola, interpretaron una de sus canciones armados con una guitarra acústica y una botella de anís. De entre todas las actuaciones, me quedo con la delicada "Tú" interpretada por Jesús Chávez de Cerebral, o la divertida y bonita "Enamorado" interpretada por Julio Salvador y Halldór Már de Wiggum.   De nuevo en el escenario Carhartt del Monasterio y rodeados de muy poco público, disfrutamos con el concierto de Mishima. A pesar de haber grabado sus discos en El Puerto de Santa María con Paco Loco, los catalanes no se prodigan mucho por el sur, por lo que es un completo lujo poder escuchar en directo canciones tan bonitas como “Un tros de fang”, “Qui n´ha begut” o “La forma d´un sentit”. Grandes músicos y excelentes interpretes, Mishima tienen esa extraña habilidad de hacerte sentir protagonista de sus canciones, como si hubiesen sido compuestas para ti. Entre el público Juan Aguirre, Cristobal Colom de Mañana o los Wiggum al completo.   Breve incursión en el escenario del Monasterio de La Victoria para comprobar que los californianos The Holloys protagonizan un proyecto ambicioso y difícil de etiquetar. Voces distorsionadas, melodías tribales y gran protagonismo de los bajos y la percusión (dos baterías), que hacen de sus canciones ascendentes pasajes sonoros que consiguen por momentos hacer rozar el éxtasis.   Fotos: Kela Glez   [flickr set=72157627927405231]  

 

 

 

To Top