Publicidad

Crónica FET 2013

Autor: | @xouleeta

Fet es el Festival Emergent de Torelló localizado en La Choza, así llamada por ser la propiedad privada del principal organizador e ideólogo de tal aventura. Desde que comenzó como Festus, entonces con ayuda del Ayuntamiento, y Fet, cuando éste decidió retirar cualquier ayuda al evento cultural, han pasado ya tres años.

Después de la adversidad uno se hace más fuerte y eso es lo que le está pasando a este festival. No lejos de desaparecer, las voces corren y muchos repiten cada año. Porque, quién se puede negar a un festival donde la montaña, árboles y un gran maizal te rodean; a una magnífica y sabrosa fideuá al mediodía, a una barra libre durante todo el día (todo incluido en el precio de la entrada) y a una butifarrada al caer la noche, con su pa amb tomàquet; a djs hasta las 2 de la madrugada y lo más importante, bandas que comienzan a tocar a las 13 h (en el caso de esta edición, la mayoría traídas desde Barcelona) y que el variado cartel no termina hasta las 22 h. Música non-stop! La Choza se convierte durante más de 12 horas en la choza de la felicidad.

A la organización nada que objetar, no hay grandes colas, los camareros y camareras son lo más, contamos con una gran área de césped que se convierte en zona de relax, campo de futbol, comedor, zona de reunión a la sombra de algún árbol, todo al gusto del consumidor y de la imaginación de cada uno. Además, tenemos hasta el clásico Poly klyn! ¿Qué sería un festival sin Poly klyn? Y que decir del buen sonido conseguido con una ‘básica’ equipación y un gran técnico; la atención por parte de Alberto Vallejo (organizador) siempre pendiente y preocupado porque el festival sea de tu agrado. No se nos ocurre ninguna queja, imposible.

La primera banda que subió al escenario fue Aldrin y Collins, inauguraron este año el Fet y también en el 2011, con un estilo que me recuerda a los últimos Standstill, es decir, con mucha personalidad, buenas melodías y buenos músicos y que ya van a editar su segundo disco. No los perdamos de vista. Con su ritmo nos íbamos preparando para la famosa fideuá, todos en perfecta cola esperando nuestra ración que nos daría fuerzas para seguir a tope con la música. Después de la ‘siesta’, The Tress, con violín, teclados, contrabajo y didgeridoo (en esta ocasión) una banda de formato acústico y con base folk que llevan desde 2012 en los escenarios y que suenan genial. Les seguían sobre las 17 h, Syslack, de la casa, venidos del propio Torelló y Manlleu y estrenando escenarios desde hace bien poco. Mezclan punk rock, hardcore melódico, rock progresivo y tienen influencias como Rvivr, Bad Religion y Measure S.A. Aquí el festival ya estaba al completo de aforo y tomaba su plena forma. Entre grupo y grupo ‘Estalla corazón dj’s’ pinchaban la banda sonora del festival así que durante media hora todos emigrábamos a bailar al segundo escenario.

Sobre las 18 de la tarde comenzó Dulce Pájara de juventud, los más esperados, potentes, descarados, el sol nos daba una tregua y podíamos disfrutar más animadamente, si cabe, de un buen bailoteo con su sonido épico. Más tarde Univers, un mix de Aliment, Piñata y Mujeres, la banda que más nos atrajo y es que el garaje y el shoegaze bien hecho tiene estas consecuencias! Montar la fiesta le tocó a Fucking Bolloks, que venían del Sintonizza y revolucionaron a todo el personal ya entrada la noche. Nos trasladamos al escenario ‘Dj’ nada más terminar, era la hora de bailar una buena sesión, turno de Dj Fenix, que nos regaló un repaso de lujo a nuestro pop nacional, dónde cantamos y bailamos sin parar. Seguidamente, Bombjack dj que recorrió todos los estilos (electro, pop, garaje, rock…) y nos mantuvo a todos bien despiertos hasta las 2 de la madrugada, el cierre del festival.

Sin duda repetiremos el año que viene pero solo 200 personas serán los privilegiados, (el aforo permitido, por el momento) qué sino no podremos repetir fideuá!

 Fotos: Xou Lee Ta

To Top