Publicidad

Crónica Black Music Festival 2012

Autor: | @indienauta

maceoparker

DIAMOND DOGS fueron los encargados de presentar el festival en Barcelona (en la antigua fábrica Damm), pero el grueso del festival de desarrolló durante varios fines de semana de marzo en la Mirona,con gran éxito de convocatoria, especialmente MACEO PARKER y TROMBONE SHORTY, sin desmerecer la asistencia a grupos más minoritarios pero en alza por sus repetidas visitas a nuestros escenarios como JIM JONES REVUE y THE BREW.


Viernes 2: THE BREW repetían en el festival dos años después, lo hacían en el marco de una gira que les llevó también a Bikini. Liderado por el vocalista y efectivo guitarrista Jason Barwick, completan el power trio británico Tim Smith al bajo y ocasional vocalista y su hijo Kurtis Smith a la batería. Durante más de dos horas (incluyendo dos bises) deleitaron a los asistentes con su actualizada relectura del blues rock de finales de los sesenta y primeros setenta. Guiños a Jimmy Page al utilizar el arco de violin en A Smile To Lift The Doubt y a Jimi Hendrix, del que versionaron Little Wing. Presentaban su tercer trabajo A Million Dead Star, del que reinterpretaron temas como Surrender It All, Every Gig Has a Neighbour, Change in the Air, Wrong Tunes y A million Dead Stars. Es una banda que se entrega sobre el escenario consiguiendo seducir a pesar de no aportan grandes novedades al género.

Sábado 3: TROMBONE SHORTY era junto a Maceo Parker una de las estrellas del festival (en su caso ascendente) con tres visitas en un año a tierras catalanas. Después de su estreno en marzo el festival de Jazz de Terrassa de 2011 y de inaugurar el 27 de septiembre pasado en Bikini el Festival de Jazz de Barcelona. Ha ido aumentando el aforo de los locales que lo acogen y es que su música es contagiosa, su presencia y dominio escénico proverbiales. Arropado por la multirracial ORLEANS AVENUE, Troy Andrews presenta, canta, rapea y sopla con maestría el trombón y la trompeta. Todo en una mescolanza de estilos con predominio del funk, el soul (con retazos  de rock), jazz y hip hop, que ha bautizado como supafunkrock. Presentaba su segundo disco For True, pero no le hizo ascos a versionar I Got A Woman de Ray Charles y a incursiones rapeadas y guiños a Red Hot Chilli Peppers (durante la hora y 50 minutos), con dos bises donde en uno de los cuales intercambiaron todos los instrumentos, pasando Troy a las baquetas. Momento para despedirse con un coreado homenaje a su ciudad New Orleans con When The Saints Marching Goin On. La serie Treme lo puso en el alero, pero él ha hecho el resto. Disfrutadlo cuando se acerque a nuestros escenarios.

Sábado 10: THE JIM JONES REVUE era la otra apuesta rockera del festival, en este caso mas rock'n'roll garagero que el blues rock de The Brew. Liderado por Jim Jones, ex componente de Thee Hypnotics, llegó muy bien secundado a la guitarra de Rupert Orton, el toque killer del piano de Elliot Mortimer, Nick Jones a la batería y un bajista. Todos habituales en nuestros escenarios desde su paso por Sidecar en octubre de 2009, Apolo y Bikini en el Primavera Club de 2010 y Apolo [2] en mayo de 2011. Jim Jones es un animal escénico (como Jon Spencer, al que a veces me recuerda), aunque sus fuentes hay que buscarlas mas en Little Richard y Jerry Lee lewis, especialmente por la magnifica aportación del piano. Presentaban su segundo disco Burning Your House Down (tercero si contamos Here To Save the Soul (recopilatorio de Singles Vol.1) y durante 75 minutos, incluyendo el bis. Estuvieron impactantes y potentes como siempre, aunque esta vez se permitieron momentos en tiempos menos acelerados acercándose puntualmente a los sonidos crudos de Nick Cave.

Sábado 23: MACEO PARKER (en la foto) era la figura más conocida del cartel y se notó en la gran afluencia de público que prácticamente llenaba la sala. Sus conciertos son siempre un huracán de energía y aunque ya no los alarga hasta las tres y cuatro horas como en su paso por bikini en 2003, tubo una duración de dos horas y cuarto (incluyendo el bis de 25 minutos). En La Mirona mostró un aparente excelente estado de forma, a sus 69 años. Parker al saxo alto y cantando, bien secundado por su banda en la que figuran sus hijos Corey Parker (rapeando en algunos temas) y Marcus a la bateria, hizo honor a su formula de 2% jazz  98 %  funk, recordando su paso por los JB's y como integrante de formaciones de George Clinton y Prince. También homenajeó a Ray Charles, al que teloneó con el resto de la sección de vientos de James Brown (Pee Wee Ellis y Fred Wesley ) en el Palau de la Musica hace años. Pura energía y diversión asegurada.

Foto: Maite Pérez

 

 

 

To Top