Publicidad

Crónica: Bilbao BBK Live 2009


El BBK Live ha dejado claro que goza de muy buena salud, y eso a pesar del ligero bajón de público que a lo largo de los días 9, 10 y 11 de julio subieron al Monte Kobetamendi a disfrutar de una gran selección musical. Quizá este año no contaran con grupos de relumbrón como en años anteriores, pero la propuesta musical ofertada era de lo mejor, con un cartel lleno de grandes figuras con carreras más o menos consolidadas.


 


El jueves la figura indiscutible eran Depeche Mode, y eso se notaba en el ambiente ya desde primera hora de la tarde. Vetusta Morla deleitaron al gran número de sus fans congregados a esas horas (18:30 horas) con un buen concierto centrado en su habitual set de temas de su único album, salpicado como viene siendo últimamente habitual, con algún tema nuevo. Lo de los Ting Tings no estuvo mal, pero olvidable en muchos aspectos. Hicieron bailar, pero quizá era demasiado pronto para la gente y además el grupo no pasa de un par de temas llena pistas y poco más. Editors es distinto, con un directo más que solvente, aprovecharon a presentar algunos de los temas de su próximo disco “In This Light and On This Evening” y los temas más conocidos de su anterior disco, “An end has a star”. Depeche Mode, las estrellas del día, aparecieron tras su gran concierto en Valladolid el día anterior. Y así con un Dave Gahan totalmente recuperado de sus últimos problemas de salud, Martin Gore y un Andrew Fletcher siempre en segundo plano, ofrecieron hora y media de música en la que dejaron claro que el que tuvo retuvo, y que a pesar de que su concierto se base en su último disco “Sound of the Universe”, y que éste no esté a la altura de obras anteriores como “Violator”, si es cierto que tienen un directo que como poco sorprende con una gran puesta en escena y unas increíbles proyecciones, obra del artista Anton Corbjn, y dejándonos grandes momentos como ”Never let me down again”, “Personal Jesus” o “Enjoy the Silence”.

Y de ahí a Basement Jaxx, que dieron un directo que encantó y sorprendió al personal allí presente, haciendo bailar a todo el mundo, como siempre en sus conciertos. 

El viernes la jornada comenzó muy madrugadora, a las 17:25 ya teníamos a Supergrass sobre el escenario desprendiendo energía con temas como “Moving” o “Caught by the fuzz”, canción con la que cerraron su actuación, dejándonos a todos los presentes, menos de los que se cabria esperar, con un muy buen sabor de boca. Sí, y no tocaron “Alright”, pero eso casi ni importa. De Babyshambles decir que contaron con un correcto directo, pero nos quedamos con los momentos difusos de Pete Doherty y las esperas interminables entre tema y tema mientras afinaba la guitarra. Dave Matthews Band dieron una de las sorpresas del día. Ellos, acostumbrados a tocar ante muchas más de las personas que en ese momento había en Kobetamendi, ofrecieron una actuación salpicada de grandiosos momentos y un gran sonido, basándose en su último y magnífico disco “Big Whiskey and the GrooGrux King”, y con un Dave Matthews de lo más divertido. Chris Cornell basó su repertorio en temas de sus antiguas bandas, Soundgarden y Audioslave, y a pesar de eso tampoco llegó a la gran mayoría del público. Kaiser Chiefs se convirtieron en unas de las estrellas de la noche con un concierto divertidísimo e impecable y con un Ricky Wilson más espídico que nunca, corriendo por todas partes y subiéndose a todas las torres que pillaban mientras iban desgranando uno a uno todos sus hits. Jane’s Addition fueron las otras estrellas, y es que las ganas de ver la reunión de Perry Farrel, Dave Navarro y los suyos era uno de los platos fuertes del festival. Recorrieron su discografía entre aullidos de Perry Farrel a la luna y unos solos de guitarra de Dave Navarro que cuando se sucedían, eclipsaban todo lo demás.

El sábado afrontábamos la última jornada también muy temprano, con una ajustada actuación de Cycle, que dejaron ver que su nuevo frontman, Matthias Frend es de lo más solvente, mientras que la China Patino a veces resulta de lo más cansina con un quiero y no puedo. Otro problema: demasiado pronto y demasiado calor. Baddies aburrieron tanto que con dos temas tuve suficiente para pensar qué es increíble que los consideren en UK como uno de sus grupos más prometedores. Habrá que esperar a que saquen su primer disco después de verano para ver si son tan prometedores como los intentan vender la prensa británica. Primal Scream me defraudaron. Exceptuando algún tema como “Movin’ on Up” o “Rocks” el resto del concierto fue una sucesión de intentos de volver a lo que eran en el pasado. Intento fallido, ya que personalmente me resultó el peor y más aburrido concierto que he visto de esta banda. No hubo chispa,. Placebo fue lo contrario, ahí sí que hubo chispa. Presentaban nuevo batería y con violinista incluida, prácticamente se tocaron todo su último disco “Battle for the sun”, pero sin aburrir, dejándose en la recámara sólo algunos de sus temas más antiguos como “Every you, every me”, “Special K” o “Bitter end”. Quizá faltaron más temas del pasado, pero esperaremos a ver si es posible verlos en sala. Para acabar la jornada, Fisherspooner realizaron toda una performance en lo que casi lo que menos importaba era la música siendo un mero instrumento para demostrar toda la teatralidad de Casey Spooner sobre el escenario, acompañado, como ya se le ha visto en otras ocasiones de varias bailarinas. Costó, pero casi todo el que se quedó a verlos consiguieron entrar en su teatral mundo.

Lo mejor, a parte del ambiente y la gente, Depeche Mode, Placebo, Dave Matthews Band, Kaiser Chiefs y Supergrass

Lo peor, las interminables colas para todo. Este problema se está empezando a generalizar en todos los festivales y los organizadores deberían tener en cuenta que al público no le apetece perderse conciertos para ir a por tickets de bebida o comida.

Malo y bueno: las horas a los que empezaban conciertos. A las 5 y media y bajo un sol de justicia, pero eso se perdona, ya que una de las virtudes del BBK Live es que ningún concierto se solapa, por lo que con tanta estrella no queda más remedio que hacer que empiecen pronto

 

To Top