Publicidad

Crónica: Azkena Rock Festival 2009

 

Este año el Azkena Rock adelantó las fechas de celebración convirtiendose  en el primer gran festival, solo 15 dias antes que el Primavera Sound. Esta circunstancia les permite tener acceso a artistas y grupos en gira, mas abundante en esa epoca.


A destacar por un lado el  excelente concierto de Black Crowes, grandes triunfadores musicalmente hablando, y por la masiva asistencia y los dobletes de Eli "Paperboy" Reed y Mike Farris con sendas actuaciones en la plaza de la Virgen Blanca y en el propio recinto en dias consecutivos.



Jueves 14

Al entrar en el recinto estaban ya en escena Jenny Dee & The Deelinquents, con look entre fifties y sixties e influencias soul, rockabilly y doo wop. Show curioso y colorista. Les siguieron en el mismo escenario dedicado este año a Ron Asheton, carpa que acogió todos los conciertos de la primera jornada,el duo de guitarra y batería  frances The Inspector Cluzo con un rock energico y correoso, sustituyendo a The Queers, que se cayeron del cartel. Seguian Burning, que no son santo de mi devoción, asi que aproveché para reponer fuerzas.

White Denim necesitan varias escuchas para apreciarlos mejor. The Freeks esta formado por componentes de grupos como Zen Guerrilla, Supersuckers y Nebula/Fumanchu. Ruben Romano, batería de los dos últimos ejerce aquí  de cantante. Sonaron atronadores entre el garaje y la psicodelia, versionando a 13th Floor Elevators. The Breeders  eran la apuesta indie, con Kim Deal y su hemana gemela Kelley al frente, cada vez menos parecidas en el aspecto fisico, con la ex Pixies mas rolliza y con pelo corto. Sonaron irregulares, a veces inconexas e improvisando, aunque algunos hits como Cannonball ayudaron finalmente a apuntalar su actuación. Con Juliette Lewis eran los cabezas de cartel del jueves. Quizá musicalmente son las anteriores mas interesantes, pero Juliette es un animal (y actriz) sobre el escenario y su espectaculo es mas ameno en un festival. En su segundo paso por el Azkena venia respaldada por The New Romantics con un cambio de registro ahora mas escorado al blues rock. EL frio de la noche vitoriana era tan intenso que decidí no esperar al inicio de Hardcore Superstar.

 

Viernes 15

Como novedad el festival incluia conciertos a las 13 horas en el centro de Vitoria, abierto al público, en la plaza de la Virgen Blanca. Eli "Paperboy" Reed se presentó en este marco con su portentosa voz y guitarra acústica sin The True Loves, que si le acompañaron en su segunda actuación del dia ya en el recinto. Demostró que posee una garganta con registros negroides especialmente dotada para el soul. Sus influencias son los artistas de la Stax de los que ha tomada prestada su actitud y trucos escenicos con excelentes resultados,como se pudo apreciar en el su pase de las 19:15 h. y anteriormente en su apoteosico paso por el Auditori del Forum durante el Primavera Club de 2008 . Emula a James Brown en las poses y a Wilson Picket, Arthur Conley y Sam &Dave en los registros vocales. Toda una sorpresa para su edad y coloración de piel. En su pase en abierto mostró tambien sus excelentes maneras en solitario recordando sus inicios en lugares publicos.

A las 16.10 descargaron Howlin Rain, con Ethan Miller de Comets On fire al frente, su rock con raices country y blues con muy buenos resultados, como ya se pudo apreciar en su anterior bolo en el Sidecar.En el escenario principal,dedicado al tambien recientemente fallecido (como el guitarrista de Stooges) Lux Interior, abrieron Elliot Brood. El folk rock con raices americanas del trio canadiense parecía que desentonaría en el escenario grande pero no fue así y cuajaron una buena actuacíon como todas las que les recuerdo, en Apolo y en el Heliogabal. Dr Dog recibieron muy buenas críticas referentes a su actuación en Apolo[2], pero aqui no mostraron todo su potencial y no me convencieron esta vez. The Fabulous Thuderbirds tampoco dieron un concierto que merezca ser recordado; creo que ha sido el mas decepcionante de cuantos he podido disfrutarlos, con el tiempo asignado desaprovechado en solos de armónica de Kim Wilson. Su blues rock sonó desubicado y es mas apropiado para clubs o festivales de blues. Bad Brains se cayeron del cartel y su lugar lo cubrió Uk Subs, cuyo punk rock sonó anacrónico. The Zombies cuajaron un concierto nostalgico, con protagonismo excesivo del organo de Rod Argent. Reinterpretaron sus hits de los años 65 y 67: She'Not There y Time of The Seasons. Soul Asylum, con David Pirner y Dan Murphy al frente, fueron de menos a mas con su rock con connotaciones punk y sirvieron de aperitivo para el que fue el mejor y mas extenso concierto del festival: The Black Crowes. Con un  barbudo y de aspecto hippie Chris Robinson a la voz, su hermano Rich y el portentoso Luther Dickinson (The North Mississippi All Stars) a las guitarras, un teclista, bajo, bateria y dos coristas de color, desgranaron durante unas dos horas grandes temas como Sting Me, Twice as Hard, Goodby Daugthters of the Revolution, Soul Singing,la balada Oh Josephine, Remedy, la extensa Thorn in my Pride, Hard To Handle (de Otis Redding), Poor Elijah, Jealous Again y remataron en el bis con un apoteosico Thick N Thin. Fue como una extensa y ralentizada jam de rock sureño con toques gospel, con Chris danzando y girando sobre si mismo y pletorico en la voz. Cerraron la noche los japoneses Electric Eel Shock, trio de garage metal con un concierto energico y entretenido. A destacar que a pesar del intenso frio el batería se mantuvo desnudo con solo un calcetin cubriendole el miembro viril.

Sabado 16

Mike Farris actuó con The Roseland Rhythm Revue a las 13 h. en la plaza de la Virgen Blanca ofreciendo su particular vision del gospel con apoyo de una vocalista de color que realzaba la dotada voz de Mike. Buen concierto de gospel rock muy parecido al que dio horas mas tarde en el recinto y que entusiasmó a sus seguidores. El miercoles siguiente dio un nuevo concierto en el ZAC CLUB de Barcelona, esta vez solo con su voz y guitarra, en la despedida de su gira. Fue una actuación intima y larga de unas dos horas donde demostró  gran dominio de sus facultades vocales, en un marco en que ya habia actuado cuando era La Boite en el 2004. Jonny Kaplan & The Lazy Stars repetian actuación en el Azkena y tambien a una hora temprana, las 16.10 h. Presentaba su disco Seasons y su rock sureño y sleazy sonó francamente bien. Dan Auerbach, cantante y guitarrista del duo The Black Keys, con una banda mas nutrida interpretó temas de su primer album en solitario Keep It Hid, con un estilo distinto al rock blues del duo, pero igualmente disfrutable. De todas maneras me interesa mas su faceta en el seno de su grupo. Wowenhad dieron como en el Primavera Club un concierto oscuro e intenso, destacando la garganta de David Eugene Edwards y la potencia de su guitarra. De lo mejor del Festival. The New Christs, con Rob Younger al frente a la voz demostraron que no estan en la actualidad a la altura de su leyenda. Molly Hatchet con solo un miembro original en sus filas, descagaron su hard rock boggie sureño en un set entretenido, sobrados de peso y agitando al viento sus blancas melenas. Los suecos The Sountrack On Our Lives cuajaron una excelente revisión de sus temas de rock psicedelico en una concurrida carpa, resarciendonos de su suspension en otra anterior edicion. Fun Lovin Criminals  encajaban con pinzas en el cartel (aunque repiten en el festival) y su set fue corto e intrascendente. Alice Cooper, en un show extenso y teatral, interpretaron sus grandes exitos Elected, School'Out y Welcome  To My Nightmare entre otros. Repitieron la escenificación de los numeros de la guillotina  y de la camisa de fuerza, con los mismos tics de siempre. De todas maneras en directo son efectivos y entretenidos. Cerraron el festival en el escenario carpa, cuando estaba previsto en el principal, Toy Dolls con un energico y concurrido concierto de punk rock,que, este si,se mantiene vigente y en forma. Buen colofon para el festival.

 

 

To Top