Publicidad

Conoce a Parquet Courts

Autor:  | Google+ | @curtillo

121031-ParquetCourts 0

Parquet Courts entraron en mi vida un día tonto del verano pasado, cuando escuché por primera vez Borrowed Time. Fue un flechazo a la primera escucha, y a día de hoy sigo con su pegadizo estribillo en mi cabeza (“And it seems these days I´m captive in this borrowed time”). No soy el único, ya que su disco de debut ha recibido críticas excelentes en medio mundo (tiene un 87% de media en Metacritic) y ha tenido que ser reeditado a principio de este año. A estas alturas te estarás preguntando qué tiene esta banda para levantar tantas pasiones. Hay muchas razones, y la principal es la frescura. En estos tiempos en los que casi todo está inventado, Parquet Courts consiguen sacar sonidos frescos de algo tan trillado como el indie-rock y punk (ya sea post o el de toda la vida). Otra es su influencia del rock arty neoyorquino de finales de los setenta y principio de los ochenta. Television, The Ramones o los Modern Lovers se pasean constantemente por su primer trabajo, y uno no puede evitar pensar que no desentonarían en los mejores años del CBGB. De hecho, al igual que en los primeros años de The Strokes, la ciudad que nunca duerme es una influencia más en esta banda. Algo curioso, ya que aunque están afincados en Brooklyn (¿Dónde si no?), son tejanos.


Canciones que se cortan y apenas duran un minuto y medio, rabia punk acelerada, y letras escupidas desde la boca de Andrew Savage. Eso es lo que te vas a encontrar en “Light Up Gold”. Aquí hay pocas concesiones a la parte más melódica de este tipo de música, y las guitarras a lo Television suenan crudas y desgarradoras. Tampoco se cortan un pelo a la horas de deconstruir sus canciones, algo que les emparenta con Wire (No Ideas le debe mucho al grupo británico). No es de extrañar, ya que dos de sus miembros vienen de la banda de Noise y Lo-Fi Fergus & Geronimo (siempre hay conexiones). Esto hace que no hayan despegado tan rápidamente como otras bandas, a pesar de tener ese Borrowed Time, que es un clásico instantáneo, y algún tema más amable como Tears O Plenty. Pero claro, los acoples de guitarra y las pocas ganas que tienen de embellecer sus canciones, les quitan puntos a la hora de convertirse en un hype cualquiera. Mejor: su autenticidad es una de sus bazas. La otra son canciones como Master of My Craft, Yonder is Closer to the Heart y Light Up Gold II.

Los acaban de confirmar dentro de la programación que ofrece el Primavera Sound los días previos al festival en salas de Barcelona (Primavera Als Clubs). Los tendrás el miércoles 22 de mayo en la sala Apolo. Yo que tú no me los perdería. Dicen que sus directos son incendiarios. 

 

To Top