Publicidad

We Are Standard, Sal Un Jueves al Mes, Heineken, Madrid (7-01-10)

wearesalunjueves

El Low Club de Madrid se ha propuesto que la gente salga un jueves al mes, y lo están consiguiendo. Y es que si lo que te ofrecen son notables conciertos y djs, y encima de manera gratuita, el salir a veces se hace inevitable. La propuesta de este mes eran los vizcaínos We Are Standard, y en los platos Homeboy dj y dj Amable, y ante una invitación tan atractiva la gente llenó la sala Heineken, y eso que el tiempo más que desapacible de Madrid invitaba más bien a quedarse en casa. 


El plato fuerte de la noche eran We Are Standard, los cuales están consiguiendo ser uno de los grupos del momento, y eso lo están logrando gracias a un par de buenos discos y un directo arrollador. El pasado noviembre recogieron en Berlín el premio MTV al mejor grupo español, algo realmente meritorio y sobre todo sorprendente, ya que hay que tener en cuenta que superaron, mediante ‘votación popular’, a grupos tan de radiofórmulas como Nena Daconte, Macaco o Fangoria. Y así, con su  premio bajo el brazo y tras su sold out del pasado diciembre en la sala El Sol, se volvieron a presentar en Madrid, esta vez en una sala más grande y que estaba totalmente a reventar.

Es cierto que cuando We are Standard con  Deu Txakartegi al frente (¿cada vez dice menos improperios o sólo me lo parece a mi?) hicieron acto de presencia sobre el escenario de la Heineken, el ambiente quizá aún fuera algo frío, pero poco a poco empezaron a introducirnos al personal el gusanillo del baile. Ahí es cuando uno se da cuenta de que es un grupo que gana en directo, y que sus conciertos son una auténtica artillería para el cuerpo y los sentidos (la doble batería ayuda, la verdad),  sobre todo teniendo en cuenta que lo que nos presentan es una propuesta a veces tan complicada de fusionar en directo, y que quede bien, como es el rock con electrónica,  pero con ellos es inevitable terminar participando de la fiesta.

El concierto comenzó  con un público aún entrando en calor con su “Bye, bye, bye”, a cuyo término Deu nos recordó que ahí estábamos para bailar (y de gratis!), algo que la gente se tomó tan al pie de la letra que cuando acababa el concierto, con el final del tema “Jam 256# (Believe in Yourself)”, parte del público ya bailaba en plan pogo.

En  poco más de hora y cuarto los We Are Standard fueron desgranando casi todo su último disco homónimo con temas como  “Don’t let the children play around”, “The last time” con su  lluvia de papelitos correspondiente, o “The first who got a kiss without a please”, eso sin olvidar su primer disco aquel “3000w 40000v” con el que se dieron a conocer hace ya tres años cuando aún se llamaban Standard, ofreciéndonos temas como “On the Floor” o “Txusma Remix”.

Como es habitual en ellos nos deleitaron con su versión del “Waiting for the man” de la Velvet Underground, y con una nueva, la fantástica “Waterfall” de The Stone Roses

También hubo tiempo, al comienzo de los bises, para una canción nueva, pero en realidad resultó  demasiado lenta para lo que nos tienen acostumbrados. O le meten una buena remezcla o terminará siendo un tema prescindible.

En fin, fiesta, baile y diversión a raudales a cargo de uno de unos We Are Standard en estado de gracia y demostrando por qué son uno los grupos que más interés está suscitando en los últimos tiempos. 

Fotos: Cristina Casado-Súper

[flickr set=72157623279724358]



To Top