Publicidad

Vetiver, Sala El Sol, Madrid (21-09-2015)

Autor:

La suave brisa de final del verano

Confieso que he pecado. Por agenda laboral apretadísima llegué tarde, pero con muchas ganas, al primero de los conciertos del ciclo del ciclo American Autumn que organiza SON Estrella Galicia. Lo único bueno de ese retraso es poder mencionar a mi amigo, el excelente periodista y gran melómano, Luis Miguel Flores para que me resumiera el inicio etéreo y ensoñador con el que arrancaron su concierto en Madrid, unos aires volátiles que presiden su último disco ‘Complete Strangers’ (2015); y también que Luismi comparase por momentos a Vetiver con Grateful Dead.

Lo que vimos y escuchamos fue a una banda compacta, redonda, en una defensa magnífica de sus canciones, consiguiendo rematar y embellecer un lunes. En esa resistencia de la capital a adentrarse en otoño, Vetiver sirvió como banda sonora ideal para esos coletazos que nos da el veranillo de San Miguel. Los de cuentan con mucha profesión y buen hacer, y con seis discos. Si bien Vetiver navega en demasiadas aguas, quieren sonar country y a la vez rock, en la mejor versión del Neil Young y sus Crazy Horses y a la vez elegantes y delicados como Josh Rouse o Elliot Smith. Y claro, se pierden entre tantos continentes. Algo en lo que coincidí con Agus, camarero de la taberna El Rincón del Ibérico de calle Jardines (buenas tapas, bocatas, música y conversación (esto último gracias a Agus) fue en la poca presencia de la voz, que funciona bien en los temas más lentos pero a la que le falta empaque y potencia en los temas más contundentes. Pero esos peros no empequeñecen el resultado del conjunto. Vetiver ya son una banda notable y si consiguen imprimir mayor unidad a su ya destacable personalidad, pueden llegar muy lejos.

El cuarteto estadounidense gana en las canciones de ejecución más pop y folk, con esos aires frescos y esas melodías flotantes que aportan las guitarras. Imaginamos esos parajes soleados escuchando “Loose Ends” y también viene a la cabeza Teenage Funclub, o en “Shadows Lane” nos recuerda a The Sea & Cake. Y repasaron “Wonder Why”, “You May Blue” u otras pinceladas de color musical. La caña de “Ride Ride Ride” se combina a la perfección con esa tonadilla tan contagiosa como es “Everyday”. Y si es que cuando hay canciones por doquier, nos embarga la emoción ¡Qué buena manera de despedir el verano!

Foto: SON ESTRELLA GALICIA

To Top