Publicidad

Ventura, La Caja Negra, Sevilla (27-10-2012)

Autor: | @talibanmusic_tm

venturalive

A veces la electrónica se convierte en el lenguaje del amor. Es entonces cuando lo digital se vuelve orgánico y la horquilla conformada por la distancia entre el 0 y el 1, es suficiente para reflejar la textura del corazón. Ancient Evil Gods (Taliban Music, 2012) es uno de esos trabajos emocionalmente comprometidos, un primer ep en el que el joven Ventura ha vertido todos sus desencuentros amorosos y su rabia generacional. El resultado, (trip hop y electrónica) después de haberlo mostrado en varias salas y festivales durante el verano, se presentaba en su ciudad, apenas unos meses después del comienzo del proyecto, allá por el mes de abril. 


La legendaria La Caja Negra, centro de operaciones de estrellas del rock sevillano y consagrada al mítico Silvio, servía de punto de encuentro para decenas de jóvenes de estética siniestra y post punk, reunidos para el estreno del primer trabajo del sevillano. Casi a las once de la noche y ante una sala a mitad de su aforo (seguiría recibiendo público durante toda la actuación, hasta llegar casi a llenar la sala al final del concierto), Manu Ventura subía al escenario. Enfundado en ropas negras, tatuajes al aire y rodeado de su ordenador, pedales y demás máquinas, el joven sevillano recibió las primeras muestras de cariño de sus incondicionales. En poco más de cuarenta minutos, Ventura presentó los cuatro temas de Ancient Evil Gods (“Laser Generation”, “Thousand tales”, “Ceremony” (New Order cover) y “Bullshit”), además de algunos de sus temas clásicos (conocidos y celebrados por sus fans de siempre) como “My enemies” o “Last of Senday lovers”. También hubo tiempo para su última composición “Hide And Seek” y para una preciosa versión de sus amados The Cure (“Love Song” para más señas), que fue toda una declaración de intenciones del imaginario siniestro del joven sevillano.

Bis final con “Laser Generation” en un emocionado dueto con Pablo Romero, vocalista de Cut Milk y “Last of Senday lovers”, ante la locura de sus seguidores, que se lanzaron a un frenético pogo golpeándose entre sí.

Juventud y saber estar, inocencia y genialidad, son términos que van de la mano cuando hablamos de Ventura, una estrella en ciernes que comienza a crear expectación con sus primeros pasos.


To Top