Publicidad

Vampire Weekend, Riviera, Madrid (12-11-2010)

vampiremadridportada

El viernes en Madrid hacía frío, especialmente en los márgenes del mal llamado río Manzanares, lo que no obstó para que, mientras una legión de adeptos de Vampire Weekend formaba una cola ordenada en la puerta de La Riviera, aquellos que se habían quedado sin entrada para ver al cuarteto neoyorquino, haciendo caso omiso del cartel que rezaba 'entradas agotadas', se desplazaran a los aledaños de la sala para intentar conseguir la suya a última hora.


En efecto, entre rezagados y previsores, las enardecidas huestes de estos paladines del 'afropop' que en el mes de febrero llenaron el Circo Price tampoco defraudaron, en esta ocasión, a Ezra Koenig y los suyos, y eso que La Riviera tiene un aforo mucho mayor. El llenazo de este gran recinto es tanto más reseñable si se tiene en cuenta que el viernes también tocaban en la capital The Drums y The Walkmen

El grupo estuvo acompañado en sus dos citas españolas por Jenny Lewis (Rilo Kiley) y Johnathan Rice, Jenny & Johnny, quienes presentaron su disco de debut I'm having fun now.

Puntuales, los Vampire Weekend ocuparon sus puestos en un escenario que, a diferencia de su último concierto en el Circo Price, no puede decirse que se caracterizara por la profusión en el ornato.

El concierto fue eminentemente movido, aunque también nos deleitaron con canciones lentas como I think you're a contra y Taxi Cab. Pero el público tenía ganas de marcha, y por tanto la tónica general fue hit tras hit tras hit de sus discos Vampire Weeekend (2008) y Contra (2010). Sonaron Cape Cod Kwassa Kwassa, California English, Horchata, White Sky, M79, o Diplomat's Son, entre otras, y toda la sala coreó al unísono el 'Blake's Got A New Face' de One

Fue un gran concierto a pesar de que, en esta ocasión y a diferencia de citas anteriores, el grupo no interactuó en exceso con el público. Quizá tenga algo que ver con la razón por la cual se vieron obligados a interrumpir su concierto en Barcelona. En cualquier caso, en Madrid dejaron muy buen sabor de boca y ganas de más.


Fotos: Pablo Ituero


[flickr set=72157625400246946]



To Top