Publicidad

Unknown Pleasures a Joy Division, Rock Kitchen, Madrid (7-10-2010)

peterjoymadrid

El tipo de propuesta que Peter Hook presentó en la sala Rock Kitchen de Madrid suele venir precedida por un molesto picazón, que se agudiza conforme va llegando la hora, debido a varias razones:


a ) La obra tratada por el artista tantos años después puede verse resquebrajada sobre el escenario y ésta fagocitar al propio autor debido al asentamiento de la misma en la memoria histórica musical.

b ) El todo por la pasta.

c ) Que la apertura de puertas se producía a las 21 horas y a las 22h50 aquello no había comenzado.

d ) Que el cantante y líder de la banda no pueda estar sobre el escenario.

e ) Que ese líder sea Curtis.

Unknown Pleasures, un canto a la desesperación, repleto de piedras heladas, pasionales, viscerales, fabricadas con metal pesado y contenidas con una percusión sincopada, es una pieza delicada de tocar sobre un escenario en estos tiempos. Pero Hook anunciaba ya desde el principio con Kraftwerk sonando mientras el telón se abría al fondo, que no se iba a conformar con un suelto esto y me voy. Y casi lo consigue.

Paseándose al comienzo por hits como No Love Lost consigue meterse al público en el bolsillo antes de dar el pistoletazo de salida con Disorder. Mientras Hook tocaba, el espectáculo se diluía debido a la falta de sangre y brío epiléptico que Curtis rezumaba. Hook se mostraba estático alzando el brazo en momentos puntuales de distorsión elevada y tenía al público con él dando la sensación a veces de que era una banda de fans la que tocaba y no el mismo bajista que había montado todas aquellas líneas de bajo del mítico disco.

Desprovista de su envoltura, Insight no logra calar y aunque posteriormente consigue grandes destellos con She’s Lost Control, pronto decaía de nuevo al tiempo que Hook emulaba a un Curtis venido a menos.

Finalmente acaba en parte triunfante con una Warsaw a medio gas y una Transmisión con una batería sin la histeria de la original. Pero, eh, luego llega Love Will Tear Us Apart y a callar todo el mundo.

To Top