Publicidad

Tulsa + Big City, Teatro Lara, Madrid (18-11-2010)

tulsalara

En un marco incomparable como el Teatro Lara acudimos a la cita. Un teatro antiguo, acogedor y con una gran acústica que nos hace pensar lo mala que es en muchos de los clásicos locales de conciertos de esta nuestra ciudad. Butacas, terciopelo y palcos dan al ambiente un aire de dignidad, de glamour incluso, que se nos antoja perfecto para la exquisita música de Tulsa.


Como teloneros, los zaragozanos Big City dieron un concierto agradable mostrando su pop que nos recordó a varios grupos de la escena indie española de hace unos años, tranquilo pero acercándose a la psicodelia en algunos momentos.

Tulsa se hicieron esperar, empezando casi a las doce de la noche. Pero diremos que valió la pena. Miren Iza, cantante y alma mater del grupo, nos explicó que había habido ciertos problemas. A pesar de estos, el concierto sonó casi perfecto, con la sugerente voz de la guipuzcoana – una de las más bellas de la escena nacional – y una banda que suena compacta y llena de matices. Hicieron un repaso a su último disco (Espera la Pálida, 2010) y algunos temas del anterior (Sólo me has rozado, 2007). Sonaron canciones como Matxitxako, Estúpida o nuestra favorita, Algo ha cambiado, es una versión diferente y algo jazzistica que a una servidora no le terminó de convencer. El momento álgido del concierto fue cuando Miren se quedó sola en el escenario para cantar acompañada tan sólo con su guitarra A mis brazos, preciosa versión de la canción de Nick Cave. A media canción, silenciosamente, fueron llegando los miembros de la banda, para pasar a tocar todos la segunda parte de la canción, provocando gran emoción en el público presente.

Fue un concierto bonito, íntimo y en un lugar perfecto. La sencillez de Tulsa, que bebe de grandes como Cave o Drake y se acerca a músicos patrios como Nacho Vegas o Cristina Rosevinge, ha conseguido un sonido propio y maduro, que sin duda cautivó al público presente.

Fotos: Guillermina Ortega

[flickr set=72157625451778908]

To Top