Publicidad

Triángulo de Amor Bizarro, Playa Club, A Coruña (22-04-2016)

Autor: | @antondj2

Como el asesino que vuelve al lugar donde sucedió todo, esos fueron Triángulo de Amor Bizarro. 9 años después de iniciar su andadura, regresan una vez más a la ciudad que les vio nacer como banda y como personas. La ocasión bien lo merecía, se celebraban 8 años del inicio de los ciclos de Conciertos de “Retroalimentación de La Voz de Galicia”, el proyecto que nació de la mente del periodista Javier Becerra. El lugar del delito escogido, el Playa Club, sin duda una de las salas mas activas de la capital Herculina.

Y si algo destaca este idilio entre la banda y la ciudad es su legión de fans, con una sala abarrotada hasta la bandera que esperaban impacientes a su actuación. Pero lo bueno se hace esperar, y para aplacar a los asistentes se presentó Pantis, un proyecto paralelo en el cual Rubén Dominguez (Chicharrón) desplega una infinidad de samples con sonidos noise, con un inusitado alarde de agresividad interpretativa, que nos fue preparando para el siguiente acto. Tras 40 minutos llegó el turno de Triángulo, sin hacer demasiado ruido arrancan el concierto con”Desmadre Estigio” el que fue el primer single elegido para presentar Salve Discordia” (Mushroom Pillow 2016). Un tema que muy bien ellos “Bautizan” como “Reggae” en su setlist. Aún digiriendo el primer tema, llega el primer latigazo ”Gallo Negro se Levanta”. Si por algo destacan, es por que no hacer concesiones, no lo necesitan, saben lo que quieren y como lo quieren. 6 minutos y la sala ya es un incendio, el público la gasolina, sus canciones las cerillas e Isa Cea, Rodrigo Caamaño, Rafael Mallo y Zippo los catalizadores de ese fuego que emana de cada una de sus actuaciones unos auténticos pirómanos musicales. Y van cayendo uno a uno sus nuevos temas, además sorprende que ya muchos los corean, como los hubiesen escuchado toda la vida. Con unas tablas acordes con su estatus, se van mezclando las canciones de su nuevo trabajo y los anteriores, cuando te despistas otro latigazo”Luz del Alba”,”Euromaquia“. Se van alternado con antiguos himnos.

Se van, pero no son de los que dejan el trabajo a medidas, salen a los bises y como un psicópata, se ensañan: “Estrellas Místicas”, “Barco de Oro” y “De la Monarquia a la Criptocracia”, culminan su brillante actuación. Todo una sobredosis de poderío, actitud músculo y ruido, mucho ruido, han vuelto y están en forma.

To Top