Publicidad

Toro y Moi, Razzmatazz, Barcelona (5-11-2011)

Autor: | @indienauta

toroymoirazz

El electro–pop de Toro y Moi proyecto del americano Chaz Bundick de tan sólo 25 años compositor, productor y multiinstrumentista se acercó el pasado 5 de diciembre a la sala del Razzmatazz 3 dentro de los conciertos organizados para celebrar el 11 aniversario del Razz.


Era grande la expectativa de ver el directo tras el éxito, en tan sólo dos años, de sus trabajos Causers of This (2010), Underneath the Pine (2011) y su EP reciente Freaking Out (2011) que venían a presentar en su gira española. Su nuevo trabajo, el EP Freaking Out, de 5 temas aparecido recientemente, sigue la misma línea que el anterior trabajo presentado a principios de año. Vaya, que Chaz Bundick es prolífico pero sigue ofreciendo algo similar pero más tranquilo y reposado.
 
Me acerqué al Razz para ver si directo y lo hice reconociendo que no siendo experta en grupos como éste, los descubrí con su EP Blessa (2009) de aires más tranquilos y ahora su sonido bailongo-80’s me recuerda por momentos a grupos de Nueva York como Hercules & His Love Affair y otras veces al sonido de bandas como Animal Collective o Ariel Pink. Supongo que esa mezcla de estilos es lo que hace la música de Toro y Moi tan atractiva.

Una vez en la sala Razz 3 no sé si lo que la llenaba eran las ganas de ver a Toro y Moi o bien la casualidad que fuera el viernes inicio del largo puente de la Purísima pero el caso es que la gente tenía ganas de bailar el sonido Electronico, Chillwave, Synthpop y funk de Toro y Moi.

Y tras hacer esperar un poco a los allí reunidos, cosa que siempre he considerado como una falta de respeto al público, hubieron risas, bailes, sudor y espontáneos en una hora justa de concierto dónde interpretaron temas de sus dos trabajos como New Beat o Still Sound y los de su último EP Freaking Out. En esta hora se incluyó el bis de sólo una canción Low Shoulder de su primer trabajo. Sólo una hora pelada de concierto me pareció algo tacaño.

En directo se muestran concentrados y algo tímidos…Chaz Bundick se iba tomando tragos de su vaso con te entre canción y canción, como veréis en las fotos, en contraposición de la fiebre y desenfreno bailongo que arrancaba del público al escuchar sus canciones. Me pareció curioso que la música de un grupo que iba tan “de serio” o se lo tomaba muy “en serio” sin ni tan siquiera unas pocas sonrisas (miento… una sí que hizo y la retraté!) provocara una reacción tan positiva entre el público
 
Será, tal vez, una muestra de madurez en una banda de componentes tan jóvenes??? En todo caso tienen un directo potente pero que posiblemente es mejorable…

Fotos: Meritxell Rosell 

[flickr set=72157628402331013]

 

 

 

 

To Top