Publicidad

The Pains of Being Pure at Heart, Teatro Lara, Madrid (21-07-2010)

thepainslara

Cita veraniega con los The Pains of Being Pure at Heart en Madrid en un lugar atípico que cada vez presenta propuestas más interesantes, el Teatro Lara: íntima capacidad para unas 460 personas y con una arquitectura de las más bonitas de toda la Comunidad de Madrid, en la que destacan los decorados palcos y su clásico patio de butacas.


Me hubiera encantado ver entrar a los cinco de Nueva York y quedarme con sus caras al ver el lugar en el que iban a tocar esa noche (y la siguiente). Dos noches seguidas porque para la primera se agotaron las entradas rapidísimo. La única pega: que a los Pains no se les puede ver sentado, y eso se demostró a la tercera canción. Empezaron con un tema nuevo llamado Belong y siguieron con su mejor trallazo para mi gusto, This Love is Fucking Right. Para ese momento ya éramos unos cuantos los que no podíamos resistirnos sin bailar, y al poco todo el mundo presenció en pie y bailando la sucesión de hits que tienen estos chicos: 103, Young adult friction, A teenager in love, Stay alive, Come Saturday...

Tocaron mejor que nunca: han mejorado mucho con respecto a la última vez que pudimos verlos en Madrid (Noviembre de 2009) y no digamos ya si comparamos con la primera vez que pudimos verlos por España, en el Primavera Sound del 2009. Se escucharon unas guitarras compactas y coordinadas, unos ritmos perfectamente acompasados y una voz que tiene más que ver con el disco que con actuaciones anteriores. No sé si fue el sonido del Teatro Lara o que el teclado estaba más alto pero escuchándoles (sobre todo en sus nuevas canciones) se encontraban trazos de The Cure y The Smiths. Y reminiscencias a Los Planetas de los tiempos de Mi hermana pequeña incluso.

Destacar que los integrantes de la banda (sobre todo el cantante y la teclista) estaban encantados bebiendo calimocho pese a estar organizado el concierto por Estrella Galicia. Estuvieron simpatiquísimos y no dudaron en levantar sus vasos de vino-cola hacia el público a modo de brindis. Además no paraban de preguntar que quién se apuntaba a sacarles por ahí de fiesta después de tocar, que querían "todo con vosotros", traduciendo una de sus canciones más exitosas. Dos bises tuvieron que hacer, Fue una delicia de concierto, un encanto y una confirmación de aquella promesa musical que nos arrebató con su álbum homónimo y cuyo nuevo trabajo pinta fenomenal. Los que no los hayáis visto en vivo y os quedéis con ganas  tras leer esto, no os preocupéis que este verano se han propuesto peinar España y vaya si lo están haciendo. Una buenísima noticia, desde luego.

Fotos: Henar Ortega

[flickr set=72157624635228334]

To Top