Publicidad

The Brian Jonestown Massacre, Teatro Barceló, Madrid (08-09-2016)

Autor:

Por lo que se podía oír comentar entre el público que agotó las entradas y abarrotó el Teatro Barceló, muchos venían con la lección aprendida tras verse “Dig!”, el documental que narra la amistad y luego (supuesta) enemistad entre la banda y sus colegas The Dandy Warhols. Documental que muestra una banda volátil y peligrosa como la pólvora, que según Anton Newcombe (líder y alma mater de la formación) no refleja la realidad del grupo ni de su relación con los Warhols. Sea como sea, The Brian Jonestown Massacre se han ido forjando un estatus de banda de culto que no ha hecho más que crecer con el paso de los años y había ganas de verles por Madrid.

Bajo, batería, teclados, tres guitarras (cuatro cuando el teclista cambia de instrumento), y por supuesto una de las marcas de la casa: Joel Gion, de profesión panderetero. Así pues mucha guitarra, mucha pandereta, mucho mellotron, y un rock psicodélico de obvias cadencias 60s que avanza sin prisa pero sin pausa creando unos ambientes entre lo onírico y lo lejanamente amenazante.
Un repertorio escogido entre su muy extensa discografía (“Never Ever”, “Anemone”, “When Jokers Attack'”, “Wisdom”, ……..), pausas entre canciones para dar unas caladas a un pitillo (¿prohibición? ¿qué prohibición?), y la sensación de que aún se lo pasan bien tocando juntos.

No jugaron a eso de “nos vamos pero ahora volvemos”, tras dos horas de “mantra rockero” el grupo deja el escenario. Ya habían avisado que aunque sus conciertos suelen alargarse hasta las tres horas esta vez no sería así por exigencias de la sala (que poco después tenía que abrir de nuevo sus puertas como discoteca). Una buena pitada por parte del público no se hizo esperar, demostrando que todavía había ganas de más.

Los de San Francisco cumplieron con las expectativas, y se fueron dejando un buen sabor de boca.
“Este año vamos a sacar dos discos”, nos anunciaba Newcombe. Pues eso, incombustibles y en su línea.

Fotos: Adolfo Añino

To Top