Publicidad

The Breeders, Ochoymedio Club, Madrid (21-10-2017)

Autor: | @adolf_ito

Una de las sorpresas del Primavera Club de Madrid era el concierto de The Breeders, que tuvo lugar el pasado viernes (aunque empezó ya entrado el sábado) en el Ocho y Medio. Parece ser que es inminente la publicación de un nuevo disco de las hermanas Deal y sus compañeros de banda, pero su actuación fue más bien como una gira del Last Splash con algunos añadidos.

La noche fue fantástica, con un público curiosamente bastante joven y totalmente entregado, y una Kim Deal muy simpática, alegre y en forma. Empezaron con “No Aloha” y, después de cuatro temas seguidos del Last Splash le tocó el turno al nuevo single, un tema muy corto y directo que se llama “Wait In The Car”. Entre los once temas que cayeron de Last Splash, dejaron hueco para alguno de The Amps como “Tipp City” y para canciones de Pod, Title TK o Mountain Battles. Presentaron “Walking With A Killer” como un tema del nuevo disco (aunque es uno de los sencillos que publicó Kim Deal en solitario en 2014) y, aparte de las novedades, no se salieron casi nada de lo esperado. Quizá la única curiosidad fue la versión de “Archangel’s Thunderbird”, de los padres del Krautrock Amon Düül II (Kim comentó que quizá la hubiéramos oído versioneada anteriormente, pero seguro que no tan fantásticamente como lo hacían ellos). Hacia mitad del concierto comenzaron los inevitables pogos, en un ambiente mucho mejor que el que recordaba de la última vez que había visto a The Breeders. Eso sí, ciertas marcas de la casa como entrar mal en un tema o equivocarse de acorde se siguen produciendo (pero cuando el concierto es tan bueno, eso casi ni se nota).

Una estupenda “Cannonball” sirvió para cerrar el concierto, aunque aún quedaban los bises. Volvieron al escenario con “Gigantic”, el temazo que Kim Deal compuso cuando estaba en los Pixies, y fue el único momento en que Kim cambió la guitarra por el bajo. Con “Driving On Nine” y un público que seguía pidiendo más canciones, terminó un show que nos ha hecho reconciliarnos con The Breeders. Esperemos que el nuevo disco esté a la altura de sus buenos trabajos y tengamos Breeders para rato.

Fotos: Adolfo Añino

To Top