Publicidad

The Baltic Sea, Fun Club, Sevilla (10-06-2010)

balticfanclub

Hace unos días leí un post en facebook, en el que Los Ingenieros Alemanes se quejaban de la contraprogramación de festivales en Madrid y la consiguiente falta de asistencia de público. Imaginaos lo que puede ocurrir en Sevilla, una ciudad con seis veces menos población y menos tradición conciertística, si el mismo día y a la misma hora se programan la visita de Micah P. Hinson, teloneado por Dani Llamas y el concierto de The Baltic Sea. El resultado es una presentación deslucida de "El Gran Blanco", un gran disco que merece bastante más atención de la que el público sevillano le brindó, pero ya se sabe que nadie es profeta en su tierra.


The Baltic Sea fueron teloneados por Static Move, que presentaban su ep "Desastre perfecto" ante unas escasas diez personas. Static Move son una banda muy joven, que apenas llevan dos años funcionando como grupo y en el que se intuyen huellas de grupos nacionales como Vetusta Morla o Second. Los sevillanos tienen buenas canciones, pero les faltan tablas y les sobra quizás, demasiada pose. Agradeciendo la oportunidad brindada, tocaron el inicio de "La verdad", en un guiño a The Baltic Sea.


"El Gran Blanco"era el protagonista de la noche, así que The Baltic Sea abrieron y cerraron el concierto con las canciones que abren y cierran su nuevo disco, "El Gran Blanco" y "El río" respectivamente. Así, ante unas treinta personas, The Baltic Sea hicieron un recorrido completo por su último disco y selectivo con respecto al primero "Forthcoming Science Theory". Al comienzo del concierto, problemas con las secuencias pregrabadas pusieron bastante nervioso a Esteban, que se echó definitivamente el concierto a la espalda interpretando la introspectiva "Desastre", en una desgarradora y solitaria interpretación. Esteban bromea sobre la imposibilidad de decir lo que le da gana al cantar en español, pues todos podemos entenderlo y comienza el repertorio en inglés con "A song for Everyone", seguido por "Bergen", "Osaka" y "Lapland", todas canciones del primero disco. Estas canciones suenan mas épicas y elevan el nivel de ruido varios decibelios, mientras la banda disfruta sobre el escenario, Raúl Pérez acercando el bajo al suelo con imposibles y espasmádicos movimientos, mientras Kiko Ramos, "el hombre tranquilo" cierra los ojos y se deja llevar por la espiral que teje su guitarra. Mariano Torrés, incorporado como batería de la banda desde hace poco tiempo, hace que el directo de The Baltic Sea gane en contundencia. Antes de interpretar "La verdad", un tema realmente precioso, Esteban nos cuenta la intrahistoria de la canción, compuesta originariamente en inglés con una temática totalmente distinta a la actual, pero que una situación personal hizo que cargara de rencor al traducirla al castellano. Finalizan con "Tu nunca duermes", "Dos años más" en la que alargan e intensifican la "étnica" parte final, y la consabida "El río". Esperemos que para futuras citas, la banda compruebe antes la programación de la ciudad en la que tocan, pues como he dicho antes, es una pena que la presentación de un disco que contiene joyas y momentos tan intensos, sea tan deslucida por la poca afluencia de público.

El fin de fiesta fue amenizado con la pinchada de La Furia DJ, alter-ego de Alberto Almenara, bajista y vocalista de Hiroshima Atomic Garden.


Fotos: Gloria Santos Quirós


[flickr set=72157624146696195]




To Top