Publicidad

The Autumn Defense, Teatro Lara, Madrid (12-05-2014)

Autor:

Jacobo Sierra fue el telonero “no anunciado” de la noche. Ser telonero no suele ser muy grato, si además nadie te esperaba puede ser peor.
Toda regla tiene sus excepciones, y el aún no muy numeroso público que había a esas horas en el Teatro Lara de Madrid trató con respeto primero, y con cierta efusión después, al inesperado “cantautor”.

Serra sorprendió a los presentes con una voz y una pronunciación (el chico canta en inglés) poco comunes en la escena nacional (lo dejo así, y que cada cual lo interprete como quiera o pueda). En cambio sus composiciones, muy influidas por toda la pléyade de singer-songwriters americanos de los últimos años, pecaron de ser demasiado simplonas sin aportar nada de no ya originalidad, si no personalidad. Unas letras mediocres y muy reiterativas tampoco ayudaron al conjunto final.
Mixed emotions” (para seguir con la influencia anglo-sajona).

“Es el grupo del bajista de Wilco”. Supongo que más de uno y una diría esto a amigos y conocidos tras la cara de despiste tras escuchar el nombre The Autumn Defense.
Es cierto que John Stirratt  es el bajista de Wilco desde los orígenes del grupo (de hecho se unió a Jeff Tweedy en los últimos años de Uncle Tupelo), y no es menos cierto que Pat Sansone (la otra cabeza pensante, y cantante, de The Autumn Defense) también es parte de Wilco desde hace bastante tiempo. Sin embargo sería muy injusto que el reconocimiento a estos dos músicos viniese solo por formar parte del grupo de Tweedy.

Stirrat y Sansone llevan ya catorce años (se dice pronto) dando forma a un proyecto musical que dista mucho de ser un mero entretenimiento, o una manera fácil de aprovecharse de la fama y prestigio de su “grupo madre”.

La música de The Autumn Defense bebe de todo lo que podríamos llamar “pop clásico”. O dicho de otra manera, bonitas melodías, armonías vocales, arreglos esmerados, y pulcritud en la interpretación.
Una tradición de artesanos de la canción que va desde The Beatles a Archer Prewitt (post Sea and Cake), haciendo parada y fonda en la soleada California de finales de los 60 y principios de los 70. Partiendo de esto se podía prever un concierto como mínimo bonito, y lo fue.

Stirrat y Sansone (con sendas guitarras acústicas, teclado a ratos el segundo) vinieron acompañados de un batería, y así en formato de trío hicieron un pequeño repaso a sus cinco discos publicados hasta el momento.
Cantaron solos, juntos y revueltos.
Comenzaron con “Silence” del ya lejano “Circles” (del cual rescatarían varios temas), pero fue “This Thing That I Have Found” de su último disco “Fifth” el que provocó una de las primeras ovaciones de la noche (no sería la última por parte de un entregado público).
Para los arreglos de cuerda de la muy 60’s “Bluebirds Fall” y las percusiones de  “August Song” recurrieron al socorrido laptop, y vistos (mejor dicho, oídos) los resultados yo hubiera firmado por todo un concierto con el “cuarto miembro del grupo”. Para los bises “Sentimental Lady” (que se acaba de publicar en un 7” compartido con su amigo Josh Rouse) y una canción que, según explicaron, es su manera de hacer algo al estilo de los Everly Brothers (de los cuales se declararon grandes admiradores).

Al salir brillaba el sol, los pájaros cantaban, y el mundo parecía un sitio mejor. Bueno, igual no, pero no está mal retirarse a casa con unas bonitas melodías rondándote aún por la cabeza.
California state of mind.

Foto: Jackster (Solo-Rock)

To Top