Publicidad

Steve Earle, Bikini, Barcelona (19-09-09)

Regreso de Steve Earle a la sala Bikini , un año y medio de su útlima visita,  esta vez sin el dj que le acompañó en algunos temas, ni tampoco la compañía de su mujer Alison Moorer.


El solo con su  voz, su guitarra acustica, mandolinas y soplando la armonica en algunos temas se bastó y sobró para mantener la atencion del escaso publico que se dignó asistir (no llegaba a la mitad del aforo). Si en la anterior visita presentaba el album Washington Square Serenade, ahora era el turno de Townes, en el que rinde homenaje a su amigo (ya fallecido) Townes Van Zand, al que tambien dedicó su disco El Corazón de 1997 y una de las razones del nombre de su hijo Justin Townes Earle. Su country folk  rock concienciado  sonó intimo y emotivo, en un set largo de casi dos horas, en el que repasó temas de Townes junto con otros grandes temas como  City of the  inmigrants  I Ain't Ever Satisfied y Jerusalem . Conservaba la larga  y espesa barba que ya lucia el año anterior, más cuidada quizas ,y que es consecuencia de su personaje en la serie The Wire. De las dos veces que lo he visto en acústico esta ha sido la mejor, pero donde realmente estuvo esplendido fue con su grupo The Dukes en el Primavera Sound del 2005, sin desmerecer su actuación del 2003 en el Azkena.  Previamente salió a escena Hendrik Roever tambien en solitario, alternando castellano e ingles desgranando  con convicción sus canciones de trenes y de esqueletos, en la que era la despedida de la gira.

 

To Top