Publicidad

Standstill, Teatro Circo Price, Madrid (8-10-2010)

Standstillprice

Fue hace ya seis años cuando Standstill presentaron su disco homónimo y con ello renunciaban en cierto modo a su pasado hardcore, a la vez que dejaban claro su inquietud por las artes escénicas, ya que a partir de ese momento cada disco editado ha ido acompañado por su correspondiente espectáculo escénico. Y si hace ya más de dos años se dejaron caer por Madrid con su anterior espectáculo, el “1, 2, 3…”, sorprendiendo a propios y extraños durante dos noches en la Casa América,  ahora con nuevo disco ,“Adelante Bonaparte”, la presentación del nuevo show en Madrid era inevitable. Standstillprice

Fue hace ya seis años cuando Standstill presentaron su disco homónimo y con ello renunciaban en cierto modo a su pasado hardcore, a la vez que dejaban claro su inquietud por las artes escénicas, ya que a partir de ese momento cada disco editado ha ido acompañado por su correspondiente espectáculo escénico. Y si hace ya más de dos años se dejaron caer por Madrid con su anterior espectáculo, el “1, 2, 3…”, sorprendiendo a propios y extraños durante dos noches en la Casa América,  ahora con nuevo disco ,“Adelante Bonaparte”, la presentación del nuevo show en Madrid era inevitable.


Y así, tras su estreno en el pasado Primavera Sound y después de haber pasado por por distintos escenarios de España, el espectáculo “Rooom” por fin recalaba en Madrid como parte del Festival Trànsit, una iniciativa promovida por el Institut Ramon Llull, con el que a partir de distintas actividades, se promovía la cultura catalana en Madrid.

Posiblemente muchos de los que el pasado viernes 8 de octubre fueron al Teatro Circo Price a ver a Standstill salieran sorprendidos e incluso algunos con sensación de engaño, ya que el “Rooom” es un vehículo de presentación de su último de disco, y se hace tal cual, de principio a fin, y según viene en su caja, dividiéndolo en tres actos, y dejando a un lado temas de sus anteriores discos. Con esta propuesta Standstill nos invitan su casa, a conocer la vida de B. (el protagonista de esta  historia), sus recuerdos, y sus experiencias, algo que ya conocíamos gracias a la música pero ahora añadiéndole elementos visuales. Esa casa, escénicamente hablando, está compuesta por grandes pantallas con las que quizá pretenden simular las paredes de esa casa, y dentro de esas paredes se estaban ellos, formando un círculo y cambiando casi en cada tema de instrumento y de posición. Con esa sencilla premisa iban dando forma a esa “fábula circular” que es la vida de B., otorgándo de imágenes que pueden resultar más o menos explícitas, y sobre todo presentándonos parte de esa vida a través de la  música.

A lo largo de más de una hora nos fueron desgranando esas vivencias con sus imágenes y sus sensaciones; esa vida que comienza con un suceso trágico, y  como, a partir de ahí y a través de recuerdos de su infancia y de la familia, B. va entrando en el círculo vicioso del conformismo, hasta que sale de ese tedio gracias sobre todo al amor. Las imágenes mostradas en esas tres pantallas podían ir más o menos acorde a lo que nos contaban con la música, pero sin poder evitarlo, y gracias también a que ellos durante casi todo el espectáculo no eran más que meras sombras ejecutoras, tomaban las imágenes el protagonismo que se les exigía en detrimento de la banda. Destacaría las puertas que se van cerrando durante “Moriréis todos los jóvenes”, como adelantando que el fin de esa vida de insatisfacción está a punto de llegar, las carreteras recorridas por ellos en su furgoneta de bolo en bolo durante “Hay que parar”, o la aparición la sombra del trombón durante “Elefante”. Pero sin duda uno de los momentos más especiales fue “Cuando ella toca el piano”, y es que es inevitable relajarse y disfrutar de un tema con tanta sensibilidad como este, y que en directo gana enteros respecto al disco si eso es posible. También mención especial a cuando a la batería y percusión de Ricky Lavado se unía las percusiones de Piti Elvira, dando más contundencia a algunos temas como “Adelante Bonaparte (II)” o “Sálveme quien pueda”

La banda, en boca de su cantante Enric Montefusco,  no hicieron más que dar las gracias, diciendo que el público era de lo más amable. Y es que un show como este no puede estar exento de problemas, pero parece ser que ese día los astros se habían alineado de manera diabólica para que a la banda les pasara de todo, ya que como comentó Enric un técnico había acabado en el hospital y un vídeo-proyector había caído desde un 5º piso. Todo esto fue posiblemente la causa de algunos “errores” durante la función como el saltarse algún tema, para después parar y retomarlo, que las proyecciones no hicieran acto de presencia o que ya en el último tema “Canción sin fin” en vez de darnos “buenas noticias”, nos diera por un momento “malas noticias”. Todos estos problemas o lapsus fueron tomados por el público con humor y con aplausos quitando hierro al asunto.

A pesar de todos esos problemas, el espectáculo es tan sublime que en más de una ocasión llega a poner los pelos de punta y a emocionar.


Fotos: Cristina Casado

[flickr set=72157625202702744]



The KVB, Moby Dick, Madrid (01/12/2018)

Abrió la noche el francés Hørd, natural de Burdeos, creando unas atmósferas que servían de... Leer más

Public Service Broadcasting, sala 0, Madrid (30/11/2018)

Sucumbir al enganche instrumental de una banda que solo utiliza las voces como ‘samplers’... Leer más

Wire, sala Cool, Madrid (28/11/2018)

El pasado miércoles fue un día extraño en Madrid: coincidían unos cuantos conciertos (John... Leer más

U. S. Girls, sala El Sol, Madrid (26/11/2018)

Hace dos años, cuando vimos a las U.S. Girls abriendo para Animal Collective , Meg Remy se... Leer más

Johnny Marr, sala BUT, Madrid (21/11/2018)

Johnny Marr , la otra mitad de The Smiths , tocaba en Madrid el pasado miércoles para presentar... Leer más

Say Sue Me + Juanita Dinamita, sala Costello, Madrid (07/11/2018)

Say Sue Me son una de las bandas surcoreanas con mayor proyección fuera de su país. Con tan... Leer más

Spiritualized, La Riviera, Madrid (03/11/2018)

Vuelven los grandes. Ha regresado Jason Pierce con sus Spiritualized con un disco poderoso. ‘ Leer más

Unknown Mortal Orchestra, sala MON, Madrid (26/10/2018)

Primera noche de frío en Madrid y también en la sala Mon, con un extremadamente potente... Leer más

To Top