Publicidad

Shonen Knife, Matisse, Valencia (20-05-2010)

Shonenvalencia

El mítico trío japonés de punk-pop Shonen Knife ha estado de visita por nuestro país para presentarnos su disco Supergroup, el cual fue originalmente editado en su país en 2008. Esta ha sido, como ellas decían, su primera gira completa europea, aunque ya visitaron nuestro país hace 17 años.


Las divertidas rockeras de Osaka fundadas nada más y nada menos que en el 81, saltaron a la fama cuando Nirvana las eligió como teloneras en parte de su gira mundial de Nevermind, donde Kurt Kobain se declaró abiertamente fan suyo en numerosas entrevistas. Posteriormente y a raíz de adquirir notoriedad en EEUU, también actuaron junto a grupos como Sonic Youth, Ramones, Red Kross o Dinosaur Jr., incluso apareciendo una de sus canciones en un recopilatorio Sub Pop 100.

Frescura y diversión es lo que esperábamos y lo que les había dado fama, y precisamente eso es lo que nos ofrecieron. Enfundadas en sus característicos uniformes de colores a modo de Power Rangers con guitarras, y armadas con una omnipresente sonrisa, nos ofrecieron una colección de canciones con poderosas y melódicas guitarras, y con unas letras que hacen referencia a muñecas, helados, barbacoas y demás temas tan frescos como banales.

Comenzaron el show con Mango Juice una canción que utilizan a menudo como introducción (como curiosidad decir que esta canción está dedicada a Geroge Harrison) y con “Konnichiwa wellcome to our show…” empezaron a animar la noche.

Es sorprendente la delicada timidez de estas niponas, que aunque solamente permanece de la formación original Naoko (líder y fundadora), son una banda de culto alrededor del mundo. 

La cantante intentó introducir en un divertido y básico castellano la mayoría de las canciones, haciendo el esfuerzo de crear una pequeña y a veces surrealista historia, por ejemplo aprovechando la circunstancia de que estaban en Valencia, dijo que conocía la fama de las naranjas valencianas y lo aprovechó para presentar una canción que hablaba de otra fruta como Banana Juice. Comentando que habían comido tapas, introdujo otra canción que hablaba de comida como Barbacue Party. Habló de su pasión por el tenis y Rafa Nadal, de sushi y repetidas veces de lo que le había gustado la ciudad y lo amables que éramos todos. Totalmente adorables.

Sonaron más canciones de su último disco como Supergroup, Pyramid Power o la que calificaron de la canción más heavy de su último trabajo, incluso según ellas mismas con reminiscencias a Black Sabbath o a Ritchie Blackmore, Muddy Bubles Hell. Y también temas clásicos como Heat Wave, Barnacle, Devil House o Flying Jelly Attack.

Un concierto divertido, de un grupo de culto en el que sus integrantes no paraban de sonreír (lastima que un problema con la cámara solamente nos deje como relato grafico la foto de cabecera) y de dar las gracias contagiando de alegría y buen rollo a los que fuimos a verlas.

Fotos: Laura de Marco

[flickr set=72157624007450563]




To Top