Publicidad

Rich Robinson, Bikini, Barcelona (16-12-2012)

Autor: | @indienauta

richrobinson

Dada la coincidencia de horarios con el partido Barça-Atlético de Madrid y la cercanía de la Sala Bikini al Camp Nou, todo indicaba que podría haber posibilidades de colapso de tráfico en los alrededores, pero finalmente no fue para tanto. En cambio sí afectó en la asistencia, como quizás también la crisis, ya que no se acaba de comprender que el guitarrista y fundador (con su hermano y líder Chis), de los Black Crowes no consiguiera llenar más de la mitad el aforo de la sala. Y es una lastima porque RICH ROBINSON superó las expectativas creadas tras su paso en la última edición del Festival Azkena Rock.


Aparte del excelente sonido de Bikini (aunque la inicialmente ensordecedora batería no lo predijera) era la última noche de la gira. Sin ser Rich un dechado de simpatía y carisma, dio la talla con creces instrumentalmente, con su arsenal de guitarras (tres de ellas impactantes con los relieves de las cajas metálicas) y cumplió vocalmente.

Bien respaldado por una compacta y consistente banda con Dan Wilstrom a la guitarra y pedal steel guitar, Steve Moltz a los teclados, Brian Allen al bajo y Joe Magistro a la bateria. Desgranó temas del segundo álbum a su nombre Through A Crooked Sun, con la inicial Gone Away, la tercera It's Not Easy, Lost and Found y antes del bis Falling Again y Bye By Baby. Intercalada entre estas dos su ración de Black Crowes, What is Home compuesta por el e incluida en Before The Frost … Until the Freeze de 2009.

Mención especial merecen las versiones: la segunda canción del bloque inicial fue Station Man de Fleetwood Mac (de su etapa de transición post Peter Green, de su Lp Kiln House de 1970) y después de Motherless Children, popularizada por Eric Clapton, la magnífica Oh Well una de las cumbres de los Fleetwood Mac de Peter Green.

En el bis Oh Sweet Nuthin' de Velvet Underground y una versión instrumental de How Many More Times, de Led Zeppelin (que cerraba su primer Lp de 1969) entrelazada con War Drums de War.

Bastante distinto del de Madrid donde versioneo a Derek & The Dominos (Layla), the Rolling Stones y Cinnamon Girl de Neil Young,que más de uno esperaba. Fueron  66 minutos iniciales y el bis de 24 minutos sin desperdicio, precedidos además por el irlandés DAVE O'GRADY que solo con su guitarra acústica y desgarrada voz nos introdujo durante 27 minutos en su particular visión del folk con aromas blues, con dos temas adictivos especialmente el último de ellos.

Foto: Facebook Rich Robinson

 

To Top