Publicidad

Queen Of The Stone Age, Sala Razzmatazz 1, Barcelona (16-02-08)

Eran horas de ver a los “Queens” por Barcelona y la verdad es que su visita no nos defraudó. A pesar de ello, tuvieron que lidiar con una serie de problemas técnicos durante la primera media hora del concierto (ya sabemos todos que la sala Razzmatazz no es precisamente la panacea del sonido).


Por mencionar alguno, la voz de Josh Homme estuvo muy enterrada al principio y los punteos de las guitarras pasaban casi desapercibidos, creando así una pelota de graves formada por el bombo y el bajo al principio como nota predominante. Pero daba igual. La gente quería ver a los que hoy por hoy son el gran referente “Stoner” del panorama internacional, a lo que Josh Homme agradeció con un “rico, rico, rico...amigos” la primera vez que se dirigió al público entre tema y tema. Un agradecimiento justificado porque la gente estaba con ganas de prenderse fuego. Entrando en materia, fue un concierto de lo más intenso tal y como era de esperar, donde sus dos últimos álbumes estuvieron muy presentes especialmente al comienzo (álbumes post Nick Oliveri, pieza clave en los inicios por su rabia y su excentricidad sobre el escenario). Por este motivo algunas piezas claves del inicio fueron “Sick, sick, sick”, un tema que representa a la perfección el estilo y la identidad de este grupo, la sosegada “Make it wit chu” o “Turning on the screw”, canción con la que abre su actual “Era Vulgaris”. A medida que avanzaban los minutos más cómodos se sentían los de Palm Beach en el escenario y mejor era la definición del sonido. Fue entonces cuando empezaron a echar mano de los hits de sus dos primeros discos “R Rated” y “Songs For The Deaf” (quizás sus dos mejores trabajos), regalándonos la endiablada “Feel good hit of the summer”, “First it giveth”una de las mejores del concierto o “in the fade”, con dedicatoría especial de Josh Homme a todas las chicas presentes. Fue después de este tema cuando la banda se retiró del escenario, algo raro porque sólo había pasado algo más de una hora, pero bien claro estaba que faltaban los bises. Faltaban temas como “The lost art of keeping a secret” (que al final no la tocaron), “No one knows” y un largo etcétera. Sin duda el bis fue el momento cumbre del concierto con “Now one knows” (convirtiendo el Razz en una olla a presión) y “A song for the deaf” con ese pedazo inicio de batería y alargando el tema a base de parones y entradas, cada cual distinta durante un buen trecho, un arte que esta gente domina a la perfección. Así acabó el concierto. Teniendo en cuenta que hacía bastante tiempo que no se prodigaban por aquí la verdad es que queríamos un poquito más. Eso sí, los Queens Of The Stone Age se confirman como una banda que dentro de su estilo siguen creando escuela y ojalá salgan pronto a la luz más grupos como este o como Eagles Of Death Metal. Está claro que a día de hoy es un tipo de música bastante más abandonado que hace unos años, pero el “sold out” de Razzmatazz demuestra que el público sigue queriendo disfrutar noches “stoner” como ésta.


Promotora: Doctor Music Concerts

 

To Top