Publicidad

Nick Lowe con Los Straitjackets, Joy Eslava, Madrid (13/12/2016)

Autor: | @adolf_ito

Cuando ya casi habíamos llegado a las dos horas de concierto, Nick Lowe se volvió a quedar solo en el escenario, únicamente con su guitarra, y nos dijo: “sé que no es una canción de Navidad, pero es una canción preciosa que le gusta a todo el mundo”. Y empezó a cantar Alison (el clásico de Elvis Costello era, de alguna manera, un favor devuelto por (What’s So Funny ‘Bout) Peace, Love, and Understanding, el temazo que Lowe regaló a Costello hallá por 1978). El público, que estaba entregado desde el primer minuto de la noche, no pudo evitar cantarla, emocionado, con él. Fue el broche de oro a una velada inolvidable.

Todo empezó a las 9 de la noche en la madrileña sala Joy Eslava, completamente llena, cuando Nick Lowe salió al escenario e interpretó sin acompañamiento People Change y A Dollar Short Of Happy, temas de sus dos últimos trabajos (el segundo compuesto con Ry Cooder). Lowe saludó al público, alabó la ciudad de Madrid e intentó hablar un poco en español, aunque reconoció que le era bastante complicado.Dijo que seguiría en inglés, porque estaba seguro de que iban a entenderle perfectamente (“probablemente habláis inglés mejor que muchos ingleses”). A continuación aparecieron Los Straitjackets, grupo de rock and roll instrumental de Nashville que acompaña a Lowe en esta gira, con su característica vestimenta: traje negro y máscaras de lucha libre mexicana. Nick Lowe comentó que la disculpa para la gira era su disco navideño Quality Street: A Seasonal Selection For All The Family, pero que, por supuesto, sonarían canciones clásicas y de otros trabajos.

Desde el primer momento se pudo comprobar la total compenetración entre Los Straitjackets y Nick Lowe, que, con un sonido pulcro y clásico, fueron interpretando temas como Xmas At The Airport o Let It Snow, Let It Snow, Let It Snow. Tras el villancico, Lowe se retiró para dejar que Los Straitjackets tocaran varios de sus temas e hicieran algunas payasadas sobre el escenario (sonaron Linus & Lucy y Sleigh Ride entre otras). De repente, el público reconoció lo que estaban tocando: era (I Love The Sound Of) Breaking Glass, el tema de Lowe, pero sin él. Cuando estaban llegando al final de la canción, Nick Lowe volvió al escenario justo a tiempo para cantar la última estrofa y retomar sus canciones con la banda. En esta parte del concierto pudimos disfrutar de Half A Boy And Half A Man o de la estupenda Cruel To Be Kind, y con I Knew The Bride decidieron hacer la primera despedida.

Empezaron los bises Los Straitjackets con dos temas instrumentales. Después se incorporó Nick Lowe para interpretar When I Write The Book, (What’s So Funny ‘Bout) Peace, Love, and Understanding y la canción tradicional Children Go Where I Send Thee, con la que parecía que el concierto se terminaba definitivamente. Pero fue entonces cuando Nick Lowe, de nuevo en solitario, contó al público que iba a cantar una canción que, aunque no era navideña, le gustaba a todo el mundo. Pero esa historia ya la conocéis.

To Top