Publicidad

Mundo Submarino 09, Sala Mirror, Valencia (12-12-09)

younotmesubmarina

 

Tercer año consecutivo de una atractiva e interesante propuesta: recopilar a veinte de las más prometedoras nuevas bandas de la escena musical valenciana  que todavía no tienen editado trabajo discográfico. Una iniciativa creada por Tranquilo Música y coordinada por el periodista Eduardo Guillot, que para esta edición ha contado con el apoyo del sello Absolute Beguinners y el Instituto Valenciano de la Música.


 

Para la presentación de dicha recopilación se convocó al público a las siete y media de la tarde del pasado sábado en la Sala Mirror, donde diez de las veinte bandas pretendían realizar a modo representativo una serie de mini conciertos.

Los encargados de abrir las hostilidades fueron  Pretty Becky Band, una de las bandas más jóvenes del cartel y que fundamenta su estilo tanto en la escena actual del indie anglosajón como en el brit pop de los 90. Veremos hacia donde se dirigen después de algo más de rodaje. El segundo en actuar fue Damien Lott, el proyecto en solitario de Carlos Soler Otte, ex componente del grupo Dizzy Noise, y a punto de sacar su primer disco con Absolute Beguinners. Un artista con canciones de bellas melodías y que canta tanto en inglés como en castellano, con un sonido que en ocasiones puede parecer  cercano a la psicodelia como también apreciarse un cierto aire al desaparecido Elliot Smith.

Después llego el turno de You Not Me (en la cabecera)  grupo formado por integrantes de otras bandas como Radar o Farmerbirdie, que practican una revitalización de los 90 a base de potente power pop, guitarras contundentes y compactas y melodías arrebatadoras. Aromas a Lemonheads, Fountains of Wayne o Nada Surf.  Con un poco de suerte y apenas afilen los cuchillos de sus canciones, pueden ser uno de los grupos que más van a dar que hablar en la escena local.

Les siguió el indie rock de Cactus Jack (no confundir con la desaparecida banda asturiana) y Maronda, una de las bandas que había creado mayor expectación de la noche.  Maronda es un cantautor folkie que ha convertido su soledad acústica en banda eléctrica con la incorporación de Mark Greenwood (La Habitacion Roja) y Dani Cardona (Una Sonrisa Terrible). Esta transformación ha dotado de energía y contundencia a unas esmeradas letras en castellano que son claro ejemplo de que se pueden contar historias sumamente poéticas  e interesantes con palabras claras y sencillas.

Los siguientes protagonistas de la noche, Ratolines, era a priori el grupo más conocido por el público a raíz de ganar el pasado año el Concurso Proyecto Demo que les permitió actuar en el FIB Heineken. En sus veinte minutos reglamentarios de concierto nos mostraron su rock psicodélico rico en matices, y pudimos observar que era uno de los grupos más rodados del evento. Continuó la velada el grupo Oh! Libia con un ecléctico compendio que bien podría definirse como folk rock psicodélico con tintes electrónicos. Después fue el turno para Fuzzy White Castaners, la propuesta más bailable de entre todos los grupos invitados, en ocasiones cercana al nu-rave de Klaxons,  frescos y directos.

Betunizer realizó la actuación más potente. Una formación que por lo que muestran en su myspace, tiene previsto próximamente recorrer media Europa presentando su propuesta de post-hardcore.  Y para finalizar Mr. Perfume y La Hermandad de la Alimaña. Un surrealista e inclasificable grupo formado por miembros de Jackson Milicia y el líder de Gilberlastico, diversión pura que nos supo a poco por la aparente prisa de la sala en echar el cierre.

Una gran suerte que contemos en Valencia con iniciativas tan interesantes y necesarias como esta y una gran lástima que no sean apreciadas con la afluencia de público. Es justo reclamar el alarmante cierre de salas de conciertos, pero por otra parte es todavía más importante apoyar a los músicos jóvenes cuando la ocasión se nos propicia. 

 

Fotos:  Laura de Marco

 


[flickr set=72157623023019776]

 

 

 

 

To Top