Publicidad

Maga, Malandar, Sevilla (2-11-2012)

Autor: | @talibanmusic_tm

magasevilla

Todavía tengo grabado en el corazón el primer concierto de Maga. Corría el año 2001 y en el Fun Club, los sevillanos estrenaban su primer ep, Bidimensional (Limbo Starr, 2001). Ese día, una treintena de amigos y seguidores de Supertube (la anterior banda de Miguel Rivera), pudimos sentir como el nuevo proyecto del de Alcalá de Guadaira, adquiría unas cotas de genialidad y magia, que nos hacían presagiar a los asistentes, un brillante futuro para el nuevo grupo de Miguel. Ha pasado más de una década desde aquel concierto en Sevilla. Actuaciones, festivales, colaboraciones con grandes del panorama nacional e internacional (Florent, Germán Coppini, Ramón Rodríguez o Andrea Echeverri entre otros), cinco discos y sobre todo 53 canciones preciosas, de esas de las que te ponen los pelos de punta desde la primera escucha, jalonan una trayectoria intachable, que para mí alcanzó su punto más alto con A La Hora Del Sol (Mushroom Pillow, 2010). Una carreraque, con el fichaje por Meridiana se revitaliza, lanzando de nuevo a Maga a la carretera para presentar por segunda vez Satie Contra Godzilla (Mushroom Pillow, 2011) y que por fin logra el reconocimiento que se merece en su propia ciudad.


En torno a cuatrocientas personas (¡¡qué lejos quedan aquella treintena de amigos!!) esperaban el viernes al cuarteto en la Sala Malandar, a pesar del temporal de agua que azotaba Sevilla. Miguel, Javi, César y Pablo, salen al escenario arropados por un caluroso aplauso y comienzan a jugar con los pedales y a golpear bajo y guitarra, creando la atmósfera propicia para arrancar con “Swann”, una vieja amiga. Roto el hielo, momento para su último trabajo con “De memoria” y “Hagamos cuentas”, para recuperar después dos de sus canciones insignia, “Agosto esquimal” y “Piedraluna”, ante un público que corea cada letra y celebra cada estribillo. Si con el amargo llanto de “Silencio” consiguen emocionarnos, con “Hoy” vivimos un momento precioso, con Miguel Rivera bajándose del escenario y cantando entre los asistentes. Tramo final del concierto con “El gran final” y su último single “El ruido que me sigue siempre”, previo a “Sal y otras historias” y “Hasta despertar”, piezas deliciosas de su anterior disco.

Pero los asistentes no les dejarían marchar tan fácilmente. Hasta en tres ocasiones tuvo que salir la banda para despedirse. Tres bises repartidos en una primera concesión con “Ver de otra manera” y “Tres segundos”, un segundo y nostálgico bis formado por “Des-pi-de” y “Astrolabios” y un último e improvisado final, en el que Miguel Rivera interpretó a solas con su guitarra la histórica canción de Radio Futura, “Annabel Lee”.

Delicioso reencuentro de Maga con su ciudad, en una noche inolvidable que se tornó en fiesta y en la que pudimos ver fans de siempre y nuevos fans, disfrutar por igual de canciones que ganan con el tiempo y de un grupo que gana con la madurez.

Fotos: Laura  Zamorano

 

 

 

 

To Top