Publicidad

Maga, Festival Valladolindie, Valladolid (11-03-10)

magacabeceravalladolid

Maga
tienen nuevo disco, A la hora del sol, y se disponen a dar guerra por los escenarios de todo el país. Han pasado 4 años desde que publicaran su anterior trabajo y ya se les iba echando de menos en el panorama nacional. El Valladolindie ha sido el marco escogido para el comienzo de la gira de los sevillanos. Se les veía animados, emocionados y con ganas de todo esto de nuevo. Desde luego, la Sala Mambo de Valladolid les acogió con un lleno más que aceptable para ser un frío "juergues" de la capital castellana.


La noche empezó con un tema mítico de su primer EP: Medusa. Y ahí pudimos comprobar que las canciones de Maga no envejecen, que están guardadas en algún recoveco de nuestro cerebro, y que al sonar el primer acorde somos capaces de recitarlas enteritas y de vivirlas como cuando escuchábamos aquellos discos sin parar a principios de los dosmiles. Siguieron con una de su nuevo álbum, Hasta Despertar, y volvieron de nuevo a los orígenes con Piedraluna. A partir de ahí, ya más cómodos y con total sensación de que el concierto era una locomotora que no se iba a detener, fueron desgranando más temas nuevos: Hoy, Silencio, La balsa, Martes, Último mar, Sal y otras historias... Todos ellos temas de marcado carácter pop-rock, que dejan atrás los escarceos con la electrónica de sus inicios, y que conforman un nuevo álbum muy coherente. Trabajo con el que, por cierto, se estrenan en las filas de Mushroom Pillow tras cerrar su etapa con Limbo Starr.

No podía faltaren el repertorio de un concierto de Maga Diecinueve, (de su primer disco, aquel de la portada tan bonita de la cama) que tocaron hacia el final de la noche y que enloqueció a los presentes. Se echó de menos la base electrónica que sostiene toda la canción, pero nadie se resistió a formar un karaoke colectivo con eso de "Con viento del Este hiciste una cama, soplaste sobre ella para templarla, y con el murmullo de tu voz de agua, me cantabas nanas sin letra...". Tras ese momento de catarsis colectiva los andaluces nos sorprendieron poniéndose a descorchar unas botellas de cava con intención doble: celebrar el cumpleaños de Javier Vega, el bajista, y ya de paso festejar el inicio de la gira. Muy divertido todo: la sala entera cantando el cumpleaños feliz, botellas de cava rulando entre la gente, y los Maga retomando los instrumentos y regalando más subidón con Agosto esquimal. Desde luego que esa noche quedó claro que los de nombre de personaje de Cortázar tienen energía y calidad para rato, y que su gira va a deleitar a todos los fans de la banda y a quienes aún no les conozcan.

Sobre el Valladolindie comentar que cumple 15 años, que sigue demostrando que es un veterano ya del circuito de festivales y que es una cita muy a tener en cuenta. Durante medio mes diversos escenarios de Valladolid se vuelcan con bandas como la que nos ocupó esa noche, o La Habitación Roja, Sidonie, Dorian, Piano Magic, Idealipsticks o Yani Como... Además, dentro de unos meses, ya con el buen tiempo, habrá clausura oficial, con la actuación de Sex Museum y de los locales (y aclamados) Arizona Baby en el Museo Patio Herreriano de la localidad. Para no perdérselo.

Fotos: Henar Ortega


[flickr set=72157623507297489]





To Top