Publicidad

Lunchmeat Festival 2016

Autor: | @bohemian_corner

Viejo es el viento y aun sopla. El techno sigue siendo patrimonio de la vieja Europa, incluso en aquellos países donde la tradición del 4×4 brillaba por su ausencia. Estuve viviendo hace un lustro en República Checa y era un país perdido entre el drum & bass más facilón y agresivo, mientras que en los clubes más pequeños sonaba technohouse que agradaba a las masas que precisaban de alquimia y Master Card para llegar al éxtasis sonoro. Pero la escena, desde mi humilde punto de vista, no era nada especial. Se beneficiaba de su turismo y del irrisorio precio de la cerveza para tener clubes llenos y apariencia de vanguardia.

Por cosas del destino, crisis económica, haber estudiado una carrera con tantas salidas como Historia…-qué más da- , acabé en 2015 de nuevo en la ciudad de Praga, y para mi sorpresa la situación ha cambiado y mucho en materia sonora. Hay muchos colectivos que se nota que han estado pasando los últimos doscientos domingos entre las paredes del Berghain y se percibe a la hora de programar y de crear espacios donde oscuridad y libertad bailan al mismo son. Este fin de semana tuvimos la oportunidad de acudir a un festival llamado Lunchmeat, basado en tres pilares inamovibles: techno, visuales y experimentación.

Respecto a la edición del pasado año han ampliado localización, de dos a tres escenarios, y han cuidado la calidad de decibelios llevando al extremo la percepción de sonidos tan ásperos como profundos. Abrimos boca con SHXCXCHCXSH & P. Maia. Quizás una de las formaciones más respetadas en lenguaje techno, quienes ofrecieron un live de sus temas más mentales y alejados de la pista. Fue un perfecto inicio gracias también a las increíbles visuales de Pedro Maia. Escuchar en directo “Drain This Lord” fue uno de los momentos de la noche. Luego escuchamos a Patten, que más que un directo en el que enlazaban temas era un track tras otro con sus 4-5 segundos de parón al poner el siguiente, lo que nos sorprendió negativamente. Destacamos las visuales creando formas a través de un láser que atravesaba la sala.

El Elektra stage era el escenario más alejado de los sonidos techno, y más cercano al siglo XXI y la experimentación donde gente como Ziur se sentía a sus anchas. Ritmos rotos y constantes cambios que provocaron los primeros, aunque no sencillos, bailes de la noche. Amnesia Scanner elevaron los grados de la sala con un directo tan brutal como interesante . Se nota que han bebido de fuentes tan warpianas e indefinibles como las de Squarepusher o Aphex, siendo sin duda uno de los grandes referentes del momento en la escena. Nota altísima a un directo tan dinámico como contundente.

Uno de los momentos de la noche debía ser el de Samuel Kerridge. Si cuando vas al cielo te espera a sus puertas San Pedro para decirte si eres bienvenido o no, los que acaben en el inframundo los imagino con banda sonora de Mr Kerridge. Nuestro creador de capas y atmósferas favorito tuvo problemas de sonido que interrumpieron su directo hasta tres veces, pero pese a ello he de decir que la profundidad de su discurso sonoro, si hay buen soundsystem, no conoce límites. Un grande.

Del resto de la noche destacar como Positive Centre empezó con techno enmascarado en mil nebulosas para acabar dando al pueblo 4×4 de manual, o AnD, quienes nos gustan pero que esta vez se pasaron de revoluciones y fue imposible seguir su previsible ritmo. Acabamos con el maestro Legowelt, cuya primera parte de directo fue como de costumbre, tan bello como bailable. El gusto es algo innato y este tipo dispone de una visión de la electrónica tan atemporal como deliciosa. Alargó su live en forma de set debido a la ausencia por enfermedad de Silent Servant, y nunca habíamos visto a un Legowelt tan contundente, haciendo gala de techno propio de la capital germana.

Lunchmeat es un evento muy necesario en una ciudad como Praga, que busca su identidad en cada esquina y que afortunadamente, va perfilándose como una importante urbe technócrata si continúan realizando eventos de esta talla y calidad.

 

To Top