Publicidad

Love Of Lesbian + Brian Hunt + Maderacore, Kafe Antzokia, Bilbao (17-10-09)

 


La noche apuntaba maneras con el tridente liderado por Love Of Lesbian,  el polivalente Brian Hunt y los locales Maderacore. No obstante, los comentarios previos a los conciertos auguraban recatadamente la presumible caída de intensidad sónica por parte del guitarra de Half Foot Outside.


 

Confieso que llegamos un pelín tarde al primero de los conciertos, aunque por el frío que hacía en Bilbao debimos rozar tiempos cercanos a las marcas de Husain Bolt en nuestra carrera del metro al Kafe Antzokia. Para entonces, los locales Maderacore estaban ya crecidos por el calor de sus incondicionales y por el encanto particular de este escenario que tantas alegrías nos está dando (¡y que dure!) con el paso de los años.  Los chavales estaban presentando a lo grande su primer largo (La importancia de llamarse humano), después de una buena acogida de su maqueta, y dieron un buen repaso con unos ejercicios más que correctos de post-hardcore, que en cuanto a sonido recordaba inequívocamente a Standstill con una voz algo menos trabajada que la de Enric Montefusco. Hace unos meses que escuche su maqueta y en su momento desee algo bueno para esta banda. Crei que si orientaban sus próximos esfuerzos hacia algo más personal, podían encontrar su hueco. Suerte para ellos en su participación dentro del clásico concurso Villa de Bilbao que uno años más echó a andar la semana pasada.

Brian Hunt apareció tímidamente en el escenario y lo tuvo complicado desde el principio con un público abarrotado de lesbianos que esperaban el plato fuerte de la noche. La gente llenaba de ruido la sala y hacía difícil la tarea de concentrarse en Brian y los temas de su primer trabajo en solitario llamado ‘I Lost my glasses’. Si ya os habéis tomado el primer café del día no tardareis en relacionarlo con Russian Red, del que es productor.

Mientras el público presumía de la cantidad de festivales indies a los que había asistido durante el verano, seguramente con la misma atención con la que estaban prestando a este concierto, Brian clavó unos cuantos temazos con la única ayuda de su guitarra y el acompañamiento de un violín.  Y si hasta esa noche, simplemente con unas cuantas escuchas superficiales, su disco ya me había llamado la atención, la valentía de presentar desnudo un trabajo con tantos matices y mezcolanzas indies, folk, pop y rock como es  ‘I Lost My Glasses”, me ha hecho escucharlo de nuevo un par de veces más esta mañana en la oficina y sobreponer mis tendencias de psicópata hacia un compañero de trabajo que ostenta el record mundial de escuchas ‘para todo el mundo’ (con los auriculares a tope, vamos) del “My heart will go on” de Celine Dion.

Sinceramente, Brian Hunt se mereció algo más que aplausos arrítmicos y el poco aliento que intentamos darle pocos de los asistentes.

 

Por último, y con la gente animada después de unas cuantas copas de más, Santi Balmes y sus acólitos aparecieron con la motivación extra de superar el aforo del último concierto que dieron en Bilbao hace ya años, y en el que no debieron superar la docena de asistentes.  La sorpresa de un Kafe Antzokia con el sold out en la frente y la motivación del respetable hizo que Love Of Lesbian se creciera y la verdad es que lo dieron todo.

Después de verles en varios festivales inmersos en el solsticio estival (todavía les recuerdo a las 5 de la madrugada con el pijama puesto en el contempopranea), había muchas ganas de ver hasta dónde podía llegar un sonido que ya era bueno al aire libre y que siempre terminaba en grandes ovaciones. Los catalanes basaron el concierto principalmente en temas incluidos dentro de ‘1999’ y ‘Cuentos chinos para niños del Japón’, aunque también pudimos volvernos locos, como su famosa ‘Marlene’, y disfrutar con alguna joya del ‘Maniobras de escapismo’ como "Mi personalidad, Música de Ascensores o Domingo Astromántico"

Un sonido y un ambiente genial, una gran fiesta para cerrar una noche de diferentes sabores y texturas.  Una confirmación que, a día de hoy, Love Of Lesbian son merecidamente uno de los grandes dentro del panorama estatal.

 

 

To Top