Publicidad

Lloyd Cole, Teatro Lara, Madrid (20-03-2014)

Autor: | @adolf_ito

Lloyd Cole decidió hace unos meses aplazar el concierto organizado por Estrella Galicia que iba a dar en Madrid. No sé si la larga espera tuvo algo que ver, pero el llenazo del Lara demostró anoche que sigue contando con muchos seguidores (principalmente porque sigue haciendo unos discos excelentes). Muchos esperábamos que viniera con banda, pero nada más ver el escenario (un micro, un atril, una mesa y dos guitarras) tuvimos claro que iba a ser un concierto acústico.

Durante más de hora y media, con un descanso de 20 minutos solicitado por él, nos ofreció versiones desnudas de temas de casi toda su discografía, desde Rattlesnakes, su primer álbum con The Commotions, hasta Standards, su último trabajo. Es muy difícil no aburrir dando un concierto de cerca de 30 canciones con tan solo voz y guitarra, pero Cole tiene un truco: sus canciones son tan buenas que lo resisten todo (y su voz, a sus 53 años, sigue estando en perfectas condiciones). Interpretó Rattlesnakes, Lost Weekend, Hey Rusty, No Blue Skies, Pay For It, Writers Retreat y muchas otras; y no tuvo problema en mezclar temas antiguos y nuevos (aunque se nota la madurez en sus nuevas composiciones, el estilo sigue siendo el mismo y en sus letras siempre está presente ese sentimiento de desencanto y melancolía).

Lloyd Cole estuvo bastante hablador. Entre canción y canción hizo comentarios irónicos sobre su carrera, habló de los horarios imposibles de Madrid, de su bar preferido de la capital (el Cock, del que comentó que es una pena que ahora pongan R&B, cuando lo que mejor le iría es un disco de Miles Davis), del antro en el que tuvo que tocar la última vez que pasó por la capital (hizo una mención a lo bonito que es el Lara), e incluso con cierta sorna le dijo a un espectador que le interrumpió con el sonido de su móvil: “me imagino que eres médico, ¿no?”.

El público disfrutó de las dos partes del concierto (como casi siempre, el sonido del Lara fue muy bueno), pero aún quedaba más. Tras una primera tanda de bises, cuando algunos ya estaban saliendo del teatro, volvió a salir al escenario para interpretar otros tres temas. Como cierre eligió una de sus canciones más grandes: Forest Fire. Fue una noche perfecta con el mejor final posible. Ahora solo queda que vuelva con banda.

Fotos: Adolfo Añino

To Top