Publicidad

La Habitación Roja, El Sol, Madrid (21-01-2009)


La Sala El Sol colgó el cartel de sold out  la noche del concierto de La Habitación Roja. La antológica Sala celebra su 30 aniversario con una inmejorable programación de conciertos que incluye a lo mejorcito del panorama indie. Hacía ya 4 años que los valencianos no tocaban en el mítico local, y confesaron que allí se sienten como en casa.


El repertorio comenzó a calentar motores con la tranquila e inquietante "Bona nit", con unas percusiones muy cuidadas. Un público entregadísimo observaba atento, como auténticos feligreses que diría el gran Julio Ruiz con ese lenguaje músical-religioso-deportivo que le caracteriza. Por cierto que fue al veterano de Radio 3 a quien le dedicaron el último tema del concierto, "Los mejores años". La banda de rock con letras más pastel de este país (en el buen sentido, por supuesto) demostró una vez más que su directo supera con creces a sus discos, y que actitud rockera no les falta en su puesta en escena.  "A ver si Amaral o Pereza pueden componer un tema que tenga la calidad de La edad de oro" -decía Jorge, que luego exclamó- "¡Rockerillos!... pero de buen rollo!". Canción "La edad de oro" que le dedicaron "a la Chamorro y a todos esos".


El sonido estuvo a la altura de estos consolidados músicos, que ahora presentan novedades en su formación. Se trata de la incorporación de Manu a la viola y Javi al violoncelo, que se estrenaban en este concierto como la sección de cuerdas de LHR. Estos nuevos sonidos le dieron al directo mucha más profundidad y elegancia. De momento está previsto que estos 2 instrumentistas participen en el 7º álbum de la formación, que ya está cocinándose según explicó Jorge: "Ya sabemos que saldrán nuevos grupos y todo eso pero nosotros vamos a sacar nuestro mejor disco".
 
Contaron muchas cosas.Y es que los LHR estaban muy cómodos en ese escenario tan familiar para ellos. Cosas como que están flipadísimos porque se marchan a los EEUU y a México a dar unos conciertos; que ensayan por internet; que Jorge había tenido una lesión jugando al fútbol pocos días antes del concierto que casi les obliga a cancelar y que les daba mucha rabia sólo de pensarlo porque nunca han cancelado un bolo... Además no pararon de hacer coñitas durante todo el concierto... Jorge nos recomendó buscar en Youtube "Ian Curtis y Chiquito de la Calzada", un súper-vídeo según él (ejem ejem...); y Pau estaba muy parlanchín y el resto le decía que es el Obama del grupo por lo buen orador.
 
Tocaron muchos temas de su álbum "Radio", porque según ellos lo tenían un poco de lado en los directos y querían que este concierto fuese especial y diferente para sus incondicionales de Madrid. Llegaba la segunda mitad del concierto y empezaban a aparecer los hitazos de sus celebradísimos 2 últimos discos, el "Nuevos Tiempos" y el "Cuando ya no quede nada". Momentazos para recordar fueron los temas "La vida moderna", "Nuevos tiempos" o "Van a por nosotros" (pelos como escarpias cada vez que escucho esa canción en vivo, no sé si a alguien más le pasa...), con esa temática revindicativa contra la-vida-que-se-supone-que-tenemos-que-tener; y los ya himnos "Crónico" o "Eje del mal".

No sonó "Mi habitación" (¡queríamos oírla una vez más!) pero terminaron el bis con la ya mencionada "Los mejores años". Fue un conciertazo, una auténtica oda a la vida (Jorge no paraba de decir cosas como "La vida es lo mejor, es lo único que tenemos"), un homenaje a Madrid que se pudo ver en directo por internet desde la web de El Sol, y una catarsis colectiva alrededor de los LHR. Hubo un momento en que Jorge se lamentó por tocar un miércoles, aunque ya comentó que "salir en Madrid entresemana es lo mejor". La que firma lo piensa también, y con un directazo como la que nos dieron en la Sol, ese miércoles bien pareció un "viércoles". Ansiosos esperamos todos su nuevo disco que seguro que trae consigo muchos más directos de estos grandes.


Fotos: Clara Vilar

 


[flickr set=72157612995424691]

 

 

To Top