Publicidad

Kylie Minogue, Sant Jordi, Barcelona (12-03-2011)

kyliebcn2011

Kylie Minogue
sorprende con su show “Aphrodite: Les folies” en el Palau Sant Jordi.

Esta indienauta parte de la base de no ser demasiado mainstream, de ir a conciertos indies de bastante poco presupuesto y que mi ajustado bolsillo pueda permitirse, pero con una predisposición absoluta a dejarse llevar y sorprender por cuatro plumas y un par de bailarines. Lo que no me podía imaginar era un Partenón como escenario, 40.000 litros de agua, plataformas giratorias, vestuario de Dolce & Gabbana, coreografías en el techo del Palau y a una Kylie espectacular entre todo su elenco.


 

He de reconocer que tan pasmada estaba con el show y a la espera de ¿y qué hará ahora?, que los temas más flojos se me pasaron por alto, para quedarme con el buen sabor de boca de unos hits de hace unos 10 años totalmente válidos hoy (oh! aquella época en que bailaba yo “Can´t stand out of my head”) o las versiones más discotequeras de sus últimos trabajos con las que nos sorprendió.

Pero vayamos por partes, aparecen del espectacular escenario con pasarelas y un foso- vip en el centro (splash zone), gladiadores y una enorme concha dorada de la que sale Kylie cual Venus de Boticelli para comenzar el espectáculo con “Aphrodite”, tema que da nombre al disco y gira. Comienza el show: acróbatas en arneses, enormes proyecciones, bailarines con escudos romanos, el público de boca abierta reacciona con
“Wow”.

Segunda aparición, esta vez asciende montada en un enorme pegaso dorado, se atreve a bailar con un toque de danza del vientre que no me pegaba ni con cola antes de dar paso a “I believe in you” con el sello de Scissor sisters, que cantó montada en una cuádriga tirada por fornidos bailarines mientras otros la siguen en procesión con estandartes incluidos, show y más show! De nuevo acróbatas, haciendo coreografías imposibles colgados del techo mientras el agua cae de sus cuerpos y Kylie vestida con corsé dorado, falda de plumas negra y tocado de sombrerito ideal interpreta “Spinning around” y “Get out my way” con proyecciones de su “Cupid Boy” Velencoso de fondo. El público está desquiciado, no sabe si bailar, si mirarla a ella o a sus bailarines, hacer fotos y videos o perderse un tema para pedir algo de beber y refrescarse un poco porque es un no parar. Realmente simpática y agradecida, Kylie intenta interactuar con el público, animándolo todo el rato, saludando y con paseíllo con banderita de España incluida.

Nuevo modelito esta vez largo, blanco celestial con corona dorada y mucha pluma y purpurina para su elenco. En “Everything is beautiful” la acompañan los bailarines vestidos de chaqué que la van rodeando con abanicos de plumas. Y ahora llega el momentazo de la noche, con el tema “Slow”, situada en el centro de la pasarela, comienza a cantar muy slow mientras bailarinas tumbadas la acompañan con los citados abanicos de plumas, cuando de repente la plataforma se eleva y las coreografía continua. Vellos de punta con la segunda parte de esta canción que la fue dosificando hasta llegar a un subidón muy bien llevado. Tras esta espectacular parte aparece Kylie vestida como un holograma, perdonadme, muy resultón en el escenario pero un desacierto con el show que tenía hasta ahora, para sorprendernos con una versión guitarrera y rockera de “Can´t get you out of my head”.

Y si no habíamos tenido suficiente hasta ahora llega “Looking for an angel” donde un fornido bailarín alado, sobrevuela el escenario para descender y llevarse a Kylie volando mientras cantaba “Closer” vestida con un body dorado. Y ahora es cuando la ya consagrada como Afrodita del pop, me mete definitivamente en el bolsillo haciendo un acertadísimo cover del “There must be an angel” de Eurithmics, totalmente acorde para este momento. Acompañada de coristas increibles con un toque gospel, continuó con “Love at first sight” y se atrevió a interpretar acompañada solo con un piano “If you don´t love me”, demostrando que aunque no destaca por una potencia de voz espectacular, es más que correcta en su afinación y desprende sensualidad a través de sus dulces y acertadas modulaciones.

Emocionada ante la ovación y el aplauso del público, se retiró para dar paso al siguiente bloque de su actuación. Llegó el momento de los ritmos reggaeton y caribeños, donde ella apareció en mini shorts, con un look más agrevsivo e interpretó “Better the devil you know”. Llega el momento de los agradecimientos a su público y como no, a Velencoso al que hizo saltar la valla Vip para besarlo y darnos la ración de pasteleo que en el fondo nos gusta para enlazar el tema “Put your hands up (if you are in love)”. Y ahora el derroche final de chorros de agua, bailarines por la pasarela, su último modelito con capa de gasa transparente para despedirnos con “On a night like this” y el esperado “All the lovers”.

Fotos: Solveig Möller




To Top