Publicidad

Kevin Saunderson vs Carl Craig, Razzmatazz, Barcelona (20-02-2009)


La primera vez que Galileo apuntó su telescopio hacia el cielo en 1609, marcó el nacimiento de la astronomía contemporánea. El moderno telescopio Spitzer es capaz de estudiar hasta los puntos más recónditos del universo y localizar seres extraños que caen de forma estrepitosa en este planeta llamado Tierra.


Aunque no deben estar muy perfeccionados cuando se les ha pasado por alto 2 astros que aterrizaron en un lugar de Michigan llamado Detroit City hace 40 años. Dos Astros que han sido capaces de rebotar por todo el globo terráqueo en multitud de ocasiones causando un impacto cada vez mayor en los habitantes. Nosotros los hemos llamado Kevin Saunderson y Carl Craig, y este viernes tocaba el impacto en la Ciudad Condal. Al llegar a la zona cero, nos dimos cuenta que se había citado mucha gente para contemplar  esta "supernova" de ritmos sintéticos y a la vez de carácter espiritual. Gente, sorprendentemente con una media de edad de 20-25 años y la energía que eso conlleva. Las calles colindantes estaban atestadas de coches con música estimulante y un poco de alcohol para contrarrestar el frío barcelonés.

Al entrar al recinto, una extraña energía empezó a apoderarse de mi cuerpo en forma de Beat. Escuchaba música repetitiva y electrizante en la sala principal. Habían sido previsores y el primer "miedo" se disipó en micronésimas de segundo. Un fondo de escenario con el logo del club ( The Loft ) nos da la bienvenida al maravilloso mundo del 4x4 trepidante pero a la vez elegante, sutil. Una sala envuelta de atmosferas minimalistas, que en más de una ocasión nos recordaron al legado dejado por Basic Channel, o lo que es lo mismo, Chain Reaction. El causante de una entrada tan "deep" fue el residente de Mouse Up y su versatilidad a la hora de crear diferentes sensaciones en un mismo club. Supo aprovechar el "caramelo"  que significa el poder pilotar los mandos de una sala tan grande, donde el techno coge aires de festival, donde todo se magnifica.
 
Carl Craig ya llevaba tiempo observando las destrezas de Mouse Up y a la vez observando la reacción del público. Simple rutina si pensamos en las veces que ha pisado este mismo club. Pero nada más lejos de realidad, una fuente de inspiración parecía haberle dominado por completo y su presencia era más que suficiente para llenar todo un escenario como es el de Razzmatazz. Su actitud, la de un extraterrestre "adornado" con unas gafas de sol, todos los movimientos se asemejaban a los de un robot. Movimientos en seco mirando fijamente a su Apple, lanzando bombos que te golpeaban sin cesar en todo tu cuerpo, infinitamente más conceptual y duro que en ocasiones anteriores. Como un bloque de cemento, supo entender a la perfección que es lo que ansiaba el respetable y les facturó techno hipnótico, como el track junto al genial Moritz Von Oswald, “Movement 8”, o el “The Bells” de su protegido Jeff Mills. Esperemos que algún día se traiga su proyecto free jazz Innerzone Orchestra para teletransportarnos a galaxias aún más lejanas. De momento, su faceta más techno nos consigue elevar a 2 palmos del suelo sin salir de la pista de baile. 

Kevin Saunderson continuó el estilo marcado por Carl Craig. La sala estaba ya hirviendo. todo el mundo parecía disfrutar con su corriente de estilos, ahora más minimal, ahora más deep, ahora más hard… pero todo dentro de un mismo estilo personal que está por encima de las modas. Escogiendo minuciosamente las canciones para no crear sobresaltos innecesarios. Hubo tiempo para uno de sus ultimos temas (“History Elevate 5”  remezclado por Claude Von Stroke) o el clásico “Goodlife”. con el que finiquitó la "gran evasión". “Tubular Bells (CLR Records) del genial Chris Liebing también se dejó caer,y así una ristra de tracks impresionantes que intuyen que tenemos Kevin Saunderson para rato. Arrollador.

 

[flickr set=72157615623457644]

 

 

To Top