Publicidad

Jupiter Lion, Moby Dick, Madrid (14/02/2019)

Autor:

El abrazo analógico-digital

El trío valenciano Jupiter Lion publicó en octubre de 2018 su tercer disco ‘We Will Lose Gracefully‘ (Bcore), siguiendo su propia estela, su propia evolución. Un disco que avanza aún más en el concepto de música instrumental que practican, que parte de bases, discursos pregrabados, samplers, recursos electrónicos varios para acudir a la base del rock (bajo y batería) y crear algo diferente. Jupiter Lion fusionan electrónica con kraut rock, space rock, o ese rock que petende hacerte flotar. Un disco que supone un desarrollo en atmósferas y en recorridos, y su mezcla de bases funciona como una amalgama perfecta.

El concierto empezó algo más tarde por problemas técnicos con el cableado de las máquinas de Sais (antiguo dj que dispara toda la artilleria electrónica, secuenciadores y Roland incluido), que junto a Gonzo In Vegas (batería) y José Guerrero (bajo, miembro de Betunizer y Cuello, y próximamente en otro proyecto llamado Chaval). El sonido en directo de Jupiter Lion es impecable, Paco el técnico de la sala apuntala, el trío ya tiene rodaje de sobra. Recuerdo haberles visto con su primer disco en la Wurlitzer en 2013 y pese al nivelazo de aquella vez, el directo no sonó tan rotundo como en esta ocasión. Su propuesta tiene mucha querencia por esa electrónica tan orgánica como la de Holy Fuck o de Beak> (Gonzo llevaba camiseta de la banda británica de Bristol). Todo encaja. Las influencias sirven cómo punto de partida pero para luego ir por tus propios derroteros. Y los Jupiter Lion transitan por sus canciones, que son vibrantes (como “Rebellion“, “Past is Today” y “Un Sol Extraño“, ese trío inicial impecable, incontestable que abre su nuevo disco), en una especie de crescendo y de intensidad rock que cautiva, embriaga, golpea y quiere trasladarte fuera de los límites de tu cuerpo. Desgranaron cinco de las siete canciones de su nuevo disco y revisitaron temazos de su anterior ‘Brighter‘ (Bcore, 2014), temazos como el titular del disco o como “Doppelgänger“, con conceptos alemán del doble fantasmagórico de una persona viva, entre otros. Como anunciando que su música quiere desdoblarnos. Buenas sensaciones. Destellos en directo para una banda que se merece mucho más ruido y protagonismo.

Antes habían abierto la noche El Grajo, cuarteto madrileño liderado por Marcos Rojas (ex Los Claveles) que practica un rock con un punto cañí, incluso que recuerda al rock andaluz. El directo tiene metralla. Pero a mi me fallan aún elementos en la ecuación. No me convence la voz. Tampoco las letras. Pero si tienen desarrollos musicales interesantes. Melodías con pegada. Están en el sello de mayor tirón de la última temporada, Sonido Muchacho. Su directo fue bastante correcto. Pero me da que puede despuntar aún más. Tiempo al tiempo.

To Top