Publicidad

Joseph Arthur, Sala Boite, Madrid (22-05-2014)

Autor:

A veces en un concierto te da la impresión de que los que están encima del escenario están simplemente interpretando su papel. Cumpliendo con su “parte del trato”.
La palabras justas, los gestos medidos, todo en su sitio.
Los conciertos de Joseph Arthur no son así, al menos no lo fue el que ofreció el pasado día 22 en la sala Boite de Madrid.

Tras más de una hora de retraso Arthur aparece en el escenario de la sala y explica que van a grabar el concierto de esa noche y que están teniendo algunos problemas técnicos. Mientras se solucionan nos ofrecerá unos temas él solo a la guitarra.
Chicago” y “Pale Blue Eyes” (la primera canción de su disco de versiones de Lou Reed que interpretó esa noche, luego sonarían “Heroin” y “Walk On The Wild Side”) son los temas elegidos.
Después se le unen el resto de los “Nuevos Profesionales” (Mike Mills, bajista de R.E.M., y Bill Dobrow, que ha sido batería de The Black Crowes) para interpretar una potente versión de “The Ballad Of Boogie Christ” (tema que da titulo a su último disco, si no contamos “Lou” el mencionado disco de versiones de Lou Reed). Y así comienza lo que será propiamente el concierto.

Acoples varios, luces directas a la cara que ciegan al cantante, maraña de cables en el suelo del escenario, pedales de guitarra por todos lados, bromas con el público y con sus compañeros de grupo, hojas con las letras de las canciones que se caen continuamente de un atril, tres músicos en escena que parecían estar pasándoselo realmente bien tocando para nosotros, y una sensación de “caos controlado” que se mantuvo durante todo el concierto.
“¿Alguien ha visto mi harmónica?” (la mitad de las primeras filas buscándola).

Durante “I Miss The Zoo” Joseph pintó en directo uno de sus característicos cuadros (algunos ilustran las portadas de sus discos) mientras cantaba e intentaba no tropezar con los muchos botes de pintura que ahora también se habían unido al peculiar “bodegón” que era la esquina del escenario en la que se situaba Arthur.
Atendió peticiones. Alguien le pidió por Facebook su casi hit “In the Sun” (tema que sirvió de banda sonora para un anuncio de colonia y que en 2006 Michael Stipe –la conexión R.E.M. de nuevo- versioneó junto con Chris Martin de Coldplay), entre el público pidieron su más reciente I Used To Know How To Walk On Water” y Joseph complació de nuevo a sus seguidores.
También hubo tiempo para que Mike Mills cantará “(Don’t Go Back To) Rockville” (uno de los primeros éxitos de los de Athens) y para que Arthur diese rienda suelta al “guitar hero” que lleva dentro (los pedales no eran de adorno).

Un concierto en el que hubo equilibrio entre los medios tiempos marca de la casa y temas más enérgicos y rockeros (que el batería proviniera de una banda de rock clásico se notó), y que dejó un excelente sabor de boca al público que tras el concierto se debatía entre comprar la edición en vinilo de “Lou”, alguno de los primeros discos en cd, algún cuadro, o el cdr “calentito” de la grabación del concierto.

Una noche que tuvo ese encanto de las cosas que parecen estar a punto de desaparecer o explotar.
Y sí, todos cantamos eso de ……..

And the colored girls go,

Doo doo doo doo doo doo doo doo doo

Doo doo doo doo doo doo doo doo doo

Doo doo doo doo doo doo doo doo doo

Doo doo doo doo doo doo doo doo doo

Doo doo doo doo doo doo doo doo doo

Doo doo doo doo doo doo doo doo doo

Doo doo doo doo doo doo doo doo doo doo

Fotos: Adolfo Añino

To Top