Publicidad

Joe Crepúsculo, Ochoymedio, Madrid (04-05-2017)

Autor:  | Google+ | @curtillo

En los últimos dos años, no he parado de escuchar a mis amigos y conocidos elogiar los conciertos de Joe Crepúsculo, y hablar del buen rollo generalizado y el fiestón que se monta en ellos, así que tenía que comprobarlo en primera persona. Además, que mejor fecha para hacerlo, que la presentación de “Música para adultos” en Madrid. Su último trabajo ha recibido unas críticas estupendas, y parece que todo el mundo está de acuerdo en que es su mejor disco. Servidor incluido.

A pesar de que, en el último año, ha tocado unas cuantas veces en Madrid, la sala Ochoymedio estaba llena hasta la bandera. Y es que nadie quiere perderse una fiesta con Joe y sus amigos. Junto con su inseparable Aaron Rux, a eso de las diez de la noche apareció Joe Crepúsculo en el escenario, y fueron directos al grano con ‘Te voy a pinchar’. La canción que abre su último trabajo dio el pistoletazo de salida a casi dos horas de baile, bombo, fiesta, zapateo, cocktails, y mucho hit. De este álbum cayeron un buen montón de temas, y absolutamente todos encajaron entre sus viejos hits. Tanto las baladas, como esa maravillosa ‘Rosas en el mar’, como los temas más bailables, donde destacaron ‘Pisciburguer’, en la que vimos por primera vez en la noche a Tomasito, y la surrealista ‘Ojos de conejo’, fueron recibidas como auténticos hits. Lástima que las palmas de ‘Un demonio con piel de cordero’ apenas se oyeran entre tanto bombo.

Los amigos y colaboradores son una parte fundamental de los conciertos del catalán. Ya no solo Tomasito, que está buena parte del concierto zapateando y dando palmas entre bombos machacones, también las estrellas invitadas que aparecen para estar unos minutos en el escenario. Así, la pasada noche, pudimos ver a Ariadna de Los Punsetes, cantar, saltar, bailar y hacer “el corro de la patata” con Joe, mientras toda la sala botaba con ‘Maricas’, o a Carlangas de Novedades Carminha poniendo el toque más rock al concierto. Sin olvidarnos de Nacho Vigalondo, el director de cine, que se ha convertido en un habitual de sus conciertos. Ayer, disfrutó de lo lindo encima del escenario, y no solo hizo coros épicos en ‘Baraja de cuchillos’, también cantó en varias canciones más, hizo un baile bastante parecido al ‘Vogue’ de Madonna, y se bebió unas cuantas copas –durante todo el concierto tuvieron a un coctelero encima del escenario suministrando bebidas-. Todo este ambiente festivo fue aderezado con una lista de éxitos apabullante, en la que entraron canciones como ‘Ritmo mágico’, ‘La verdad’, ‘Leyenda’, ‘A Fuego’, o ‘La canción de tu vida’.

Para el bis se dejó lo mejor de su último trabajo, que no es otra cosa que el tema que le da título. ‘Música para adultos’ ya es una canción mayor de su discografía, y así fue recibida, con toda la sala coreando su estribillo. Pero el broche final corrió a cargo de ‘Mi fábrica de baile’, en la que, como viene siendo habitual, una buena parte del público se subió al escenario. Todo un clásico en sus conciertos, que al final siempre deja una estampa de felicidad entre los presentes. ¡Bien por Joe!

To Top