Publicidad

Joaquín Pascual, La Boite, Madrid (05-02-10)

joaquinmadrid

Algunas veces puedes anticipar algunas cosas, eso es una suerte, pero cuando sucede, de nuevo encaja todo en lo que has confiado en muchos años y que cada vez cuesta más entrever.



Eso pasa con el primer trabajo de Joaquín Pascual, para llegar hasta aquí es necesario hacer memoria y recuperar los discos de Surfin´ Bichos, Mercromina y Travolta, todos los proyectos anteriores de Joaquín y que de una manera bastante natural le han acercado a facturar una delicia de disco que se titula “El ritmo de los acontecimientos” (El Genio Equivocado Dicos 2010), con diecinueve frágiles canciones escritas desde el corazón, desde las entrañas, desde la tranquilidad y al escucharlo, anticipas que estamos ante algo grande. Su primer concierto con este proyecto fue en La Boite de Madrid el Viernes 5 de Febrero, acompañado por su compañera de fatigas Ana Galletero, un acontecimiento que ya es un clásico y que muchos no quisimos perdernos. El bautizo de la criatura. 


Remate, Jonston, Julio de La Rosa, El Hijo, Anntona, Ama (que después tocarían cerrando la noche en un entrañable viaje al Donosti Sound), Clovis o Guille de Ellos, entre otros, parecía que estaban llamados a dar su apoyo y beneplácito a uno de los mejores compositores de nuestro país. Allí estábamos todos hipnotizados con todo lo que se puede llegar a hacer con lo más escaso, apenas la eléctrica de Joaquín, su voz  y el acompañamiento de Ana en algunas canciones con piano, guitarra, coros y percusión, según tocaba. Una tras otras la mayoría de las canciones de su debut se fueron sucediendo al auspicio de un espectacular feedback en la distorsión de la guitarra de Joaquín que nos llevaba a las producciones de Phil Spector tal como en el disco se puede disfrutar. Paisajes, space rock, incluso rock and roll marciano, clase y unas letras que de puro y sencillamente ejercicio de liberación personal, llegan tan directas que te zarandean, “Disfrutando de lo lindo” flota, te abraza y te enamora. Como Joaquín, como “Todos los días tengo un accidente”, “Colapso Temporal”, “Una pena de camisa”, “la unión y la fuerza”, “Un hombre como los demás”, “Carreteras secundarias”, “Nos miramos a los ojos”… ¡vaya!,  ¿Dónde estaban los del pitchfork?, buscando alguna nueva conga pop psicodélica supongo, no los necesitamos esta vez. Joaquín merece mucho más, ya tenía el respeto incluso la adoración, pero desde ya, tiene el mejor disco del año, por la sorpresa, por la química, por la elegancia, por la sutilidad, por la rabia, porque todo debería ser así, y además tiene una química de directo como no veía desde hace mucho tiempo, puro y vital. “El ritmo de los acontecimientos” es firme y no tiene límites.


Foto: Iñaki Espejo



To Top