Publicidad

Jack DeJohnette, LaborArte, Centro Cultural Conde Duque, Madrid (27/04/2016)

Autor: | @adolf_ito

En su segunda edición, el festival LaborArte inauguraba ayer miércoles su programación en el Centro Cultural Conde Duque, y lo hacía con un grande del jazz: Jack DeJohnette.

El compositor, pianista y batería (conocido fundamentalmente por esta última faceta), que colaboró con músicos de la talla de Miles Davis, Bill Evans o Wayne Shorter, y cuyo nombre va ineludiblemente unido a los de Keith Jarrett y Gary Peacock (uno de los tríos más famosos del jazz), salió al escenario del Auditorio del Conde Duque y cogió el micrófono. No se sentó al piano; se quedó de pie, apoyó una mano en el Steinway y comenzó a cantar a capella un fragmento del Purple Rain de Prince. Fue uno de los pocos homenajes (a Prince o a Bowie) no gratuitos o desinteresados que he visto últimamente.

Tras la preciosa y emocionante sorpresa inicial, y ya sentado al piano, DeJohnette nos contó que está a punto de publicar Return, un disco de piano solo en el que interpreta piezas nuevas y reinterpreta standards que en su momento tocó en formaciones de tríos o cuartetos. El álbum lo publicará este mes Newvelle Records, un sello francés que sólo edita vinilos de alta calidad y que funciona por subscripción. Nos adelantó también que iba a tocar piezas del nuevo trabajo y clásicos de otras épocas.

Empezó con una pequeña improvisación y su nueva composición Ode to Satié. Los primeros momentos fueron un poco fríos y algo desconcertantes, quizá por la pieza en sí o porque necesitaba entrar en calor. Según fue avanzando la noche se le notó más seguro y cómodo, y ya con la siguiente pieza, Butch & Butch (un tema de Oliver Nelson), el público empezó a meterse en el concierto.

El concierto fue especialmente tranquilo y, quizá, hasta melancólico. Sus pequeños descansos entre tema y tema para revisar su cuaderno de notas, sus modos y sus calmadas explicaciones de cada pieza al público, ayudaron junto a las luces de la sala y la música a crear ese ambiente. Nos obsequió con una íntima versión del I Loves You Porgy de George Gershwin (comentó que la había interpretado con Miles Davis y con Bill Evans(*), pero que iba a tocar el arreglo de este último), y también hizo un homenaje a su mujer y compañera durante los últimos 50 años con Lydia, tema que le dedicó en The Jack DeJohnette Piano Album.

La noche acabó con dos bises, porque el público, en pie, no paraba de aplaudirle. Para la recta final dejó composiciones como Ponta de Areia, de Milton Nascimento (comentó que la había tocado Wayne Shorter y que está en su nuevo trabajo), o Flamenco Sketches, otro tema de Miles Davis.

Jack DeJohnette demostró que no sólo es excelente a la batería, sino que es un muy buen pianista. Quizá en esta faceta resulte un poco más clásico, pero es algo que, a veces, también se agradece. Esperamos poder volver a verle pronto por Madrid.

(*) La única grabación de Bill Evans con Jack DeJohnette es Bill Evans At The Montreaux Jazz Festival (1968), en formación de trío con Eddie Gómez al bajo.

Fotos: Adolfo Añino

To Top