Publicidad

Irma Thomas y Nicole Willis & The Soul Investigators, Festival Black Is Back (Matadero Madrid, 15-06-2013)

Autor: | @adolf_ito

El Festival Black Is Back es una fiesta de música soul para toda la familia (y para todo tipo de público, según pudimos comprobar la noche del sábado). La edición de 2013 se presentaba muy interesante con las actuaciones de Nicole Willis, Ann Sexton e Irma Thomas. Nosotros, que sólo pudimos acudir la noche del sábado, lo pasamos en grande (y adelgazamos unos cuantos kilos en la sauna de la nave 16).

Llegamos cuando Sweet Vandals estaban interpretando su penúltima canción, en una nave 16 en la que el aire acondicionado brillaba por su ausencia. El ambiente era casi de verbena y presagiaba una noche muy entretenida. Veinte minutos después salían al escenario Nicole Willis & The Soul Investigators para presentar su último trabajo, Tortured Soul. Nicole, neoyorquina afincada en Helsinki (vivió varios años en Barcelona, de ahí que hablara en varias ocasiones con el público en castellano), venía con una banda ecléctica en la que se hacían notar un guitarrista que parecía sacado de Spinal Tap y una gamberra sección de viento (trompeta y trombón). El concierto se movió entre el soul y el funk y, aunque el sonido no fue especialmente bueno, lo dieron todo sobre el escenario y acabaron por ganarse al numeroso público.

Y ya sólo quedaba el gran momento de la noche (Ann Sexton, aunque actuaba el domingo, estaba también allí para verlo). A las 23:15, tras una intro de la excelente banda española que la acompañaba, presentaban a la reina del soul de Nueva Orleans: Irma Thomas. Con un aspecto envidiable para su edad y la mejor de las sonrisas, empezó a cantar clásicos de su discografía y no paró hasta el final del concierto, que cerró con una estupenda versión del Forever Young de Bob Dylan.

Comentó que tenía un iPad para las letras. porque algunas canciones eran muy antiguas, pero lo utilizó tan solo en un par de ocasiones. Lo que sí utilizó continuamente fue una toallita para secarse el sudor, ya que el calor era insufrible. Se le veía totalmente compenetrada con la banda (y eso que sólo habían tenido dos días para ensayar todas las canciones) y se echó unas risas con ellos en más de una ocasión. Su espectacular chorro de voz bañó clásicos como Break-A-Way, Two Winters Long, It’s Raining, Don’t Mess With My Man o Look Up. Pero el momentazo de la noche llegó con Time Is On My Side. La cantó espectacularmente bien y al final le salió el orgullo y dijo: “Yo la canté dos años antes que los Rolling Stones. ¿Cuál os gusta más?” La respuesta era evidente: la tuya Ms. Thomas. Con tus 72 años sigues cantando como los ángeles y sigue sonando a gloria.

Fotos: Adolfo Añino

To Top