Publicidad

Howe Gelb, Sala Clamores, Madrid (22-11-2016)

Autor:

El pasado verano, cuando vimos a Howe Gelb en su gira de despedida con Giant Sand (banda que ha ido cambiando de miembros y de “longitud” desde que Joey Burns y John Convertino decidiesen dedicarse de pleno a su proyecto Calexico), ya nos advirtió, medio en broma medio en serio, que tras cumplir los 60 se iba a dedicar a tocar el piano en bares. Y eso es lo que está haciendo (más o menos).

Su nuevo disco (“Future Standards”) es (o quiere ser) exactamente lo que su título promete, canciones que en un futuro puedan ser considerados “standards”. Con esa idea ha compuesto los temas del disco (inspirándose principalmente en el jazz de los años 30 y 40), y con esa idea lo está presentando en directo acompañado de contrabajo y batería. The Howe Gelb Piano Trio se hacen llamar.

Dadas las intenciones (y las sonoridades) de la nueva propuesta de Gelb, presentarlo en la sala Clamores de Madrid resultó bastante lógico. Durante aproximadamente una hora y media, el trío fue desgranando temas del disco (tocados en clave más o menos jazz), más dos auténticos standards: “Cry Me A River” y “Everything Happens To Me” (cuya versión a cargo de Chet Baker fue pedida por el propio Howe al final de la actuación para que sonase en la sala, yo juraría que no sonó), y alguna otra canción rescatada de discos anteriores.

El de Tucson es todo un personaje, y amenizó la velada con ese sentido del humor socarrón y ácido, auténtica marca de la casa, que no siempre es fácil de asimilar (con Gelb uno no está nunca seguro de si bromea contigo, a tu costa, o simplemente no está bromeando). Poco a poco la calidez de los temas, y la cercanía y falta de pretensiones del trío hizo que el público que llenaba la sala fuese “entrando al trapo”, para acabar despidiéndoles entre aplausos. Aunque luego volvieron para vender los discos que un rato antes, sobre el escenario, habían desembalado sin no pocos problemas (momento que Howe aprovechó para deleitarnos con un poco más de su stand up comedy particular y con el libreto interior del disco recordar la letra de un tema del que no se acordaba).

Puro Gelb 100%, esta vez más jazzy. Parafraseando al protagonista: llegar a los 60 es una locura.

Fotos: Adolfo Añino

To Top