Publicidad

Howe Gelb, Moby Dick, Madrid (06-04-2014)

Autor:

Cuando Howe Gelb nos visitó hace unos meses aún no se había publicado oficialmente su último disco “The Coincidentalist”. Con el disco ya en circulación desde hace un tiempo, el pasado domingo día 6 Gelb nos visitó de nuevo (esta vez actuó en la sala Moby Dick).

La actuación estuvo a medio camino entre lo novedoso y lo ya conocido.

Novedad 1: El grupo.

O casi grupo. Bajista, guitarrista que también hizo las veces de batería, más el propio Howe alternando piano y guitarras varias. El “grupo”, sin Howe, se teloneó a sí mismo antes de comenzar la actuación propiamente dicha.

Deja vu 1: Piano Bar.

El concierto empezó con un tema muy jazzy con Howe al piano, una de sus facetas que ya nos mostró la otra vez y que recuperó varias veces a lo largo del concierto.

Novedad 2: Howe is a punk rocker.

Verle al piano, o a la guitarra acústica, es algo a lo que nos tiene acostumbrados.
Verle armando un ruido impresionante con la eléctrica nos sorprendió (y gustó).

Deja Vu 2: Ese humor de Tucson.

Debe ser el agua de allí (o tanto sol), pero parece que todos los nativos de esa parte de Arizona tienen un sentido del humor parecido (como nos demostró el guitarrista- batería cuando ejerció de telonero).
Gelb nos dejó perlas de ese humor socarrón y algo sarcástico que ya es marca de la casa también en sus letras (“Bienvenidos al desierto, esta empezando a ser cada vez más caro”, canta en “Vortexas”).
Su “Rupert, te necesito” que nos soltó en castellano tras una de las canciones nos dejó muy aturdidos

Novedad 3: In the mood.

Tocar con más gente le sienta bien. O eso parece. Gelb se mostró mas afable que en su anterior visita, incluso simpático. Tuvo multitud de gestos de complicidad con sus dos compañeros de escenario y dio la sensación de que realmente estaba disfrutando.
Bromeó con el público, regaló botellas de agua y aprendió una nueva palabra en español: guapo

Deja Vu 3: Problemas técnicos.

Pedales que fallan, cables por todos lados, clavijas que no se sabe muy bien donde deberían ir enchufadas, acoples varios, micros que se rompen,…….
La otra vez se lo grité en escena, esta vez lo escribo: Howe, necesitas un roadie.

Nuevo Deja Vu: Raimundo.

En su anterior visita Gelb tuvo como invitado de lujo a su (desde la grabación de “Alegrías”) amigo Raimundo Amador que se unió a él para interpretar algunos temas.
Esta vez Raimundo también estuvo presente, a través de un i-Phone.
Howe enchufó el teléfono a un ampli y lo sujetó frente al público para ofrecernos un video de Amador tocando una pieza con guitarra española.

La ruidosa “Every now and then” cerró el concierto.

Country, jazz, rock n’ roll, “stand up comedy”, y un poco de flamenco que dejó muy satisfechos a los allí presentes.

O así es como lo recuerdo.

Fotos: Adolfo Añino

To Top