Publicidad

Holy Holy, Joy Eslava, Madrid (1-11-2017)

Autor: | @adolf_ito

En una Joy Eslava con un poco más de media entrada, actuó el pasado 1 de noviembre la banda Holy Holy, una especie de supergrupo formado alrededor de Tony Visconti, bajista y productor de gran parte de los trabajos de David Bowie, y de Woody Woodmansey, batería de los Spiders From Mars. A ellos dos, que dan el marchamo de legitimidad para emprender la tarea de recuperar las canciones de David Bowie de 1969 a 1973 (más un “Heroes” que se saltó las fechas), les acompañan Glenn Gregory (vocalista de Heaven 17), James Stevenson (guitarrista de The Alarm, Gene Loves Jezebel y otros grupos), Paul Cuddeford (guitarra), Berenice Scott (teclados) y Jessica Lee Morgan (hija de Tony Visconti, que tocó el saxo y cantó espléndidamente “Lady Stardust”).

Aunque Glenn Gregory dio lo mejor de él como maestro de ceremonias y cantó estupendamente (se pasó un poco poniendo “rockface”), y el grupo es muy profesional (Woody Woodmansey, que tocaba con Bowie ya hace casi 50 años, parecía un chiquillo en la batería por cómo lo vivía), en el fondo no deja de ser una banda de tributo. Casi nadie los va a recordar por estos conciertos que comenzaron en 2014, aunque escuchar en vivo los antiguos temas de Bowie es algo que siempre apetece. Sonó el Ziggy Stardust completo y temas de The Man Who Sold The World, Hunky Dory y Space Oddity, así como un medley con “Wild Eyed Boy From Free Cloud”, “All The Young Dudes” y “Oh!, You Pretty Things”. Para cerrar la noche interpretaron un “Heroes” que fue lo que sonó más flojo, pero, aún así, el personal salió contento de la sala.

Fotos: Adolfo Añino

To Top