Publicidad

Grupo de Expertos Solynieve, Teatro Lara, Madrid (24-4-2014)

Autor: | @Forjanes_AS

Digámoslo de inicio: sería una memez del tamaño del ego de Mourinho negar que Grupo de Expertos Solynieve orbita como un enorme asteroide en torno a Los Planetas. Comparten cantante (y la voz de Jota no es precisamente poco reconocible) y bastantes postulados. Ya está dicho. Soltada esa mochila argumental, no volveré a mencionar a Los Planetas. Ni falta que hace.

Porque GESyN tienen su propio espacio dentro de la cosmología musical granadina. Con toques de Lagartija Nick (Victor Lapido) y Lori Meyers (Miguel López), más el énfasis (lengua a lo Gene Simmons incluida) del batería Antonio Lomas y el último fichaje, el teclista Raúl Bernal. Son los campeones de lo autóctono. Como dice Manu Ferrón, recién saltado al mundo musical en solitario y colíder de los Expertos, “es una defensa de lo nuestro”. Sustituya lo nuestro por Granada. Pero es imposible no empatizar con ese mundo que se niega a perder sus rasgos frente a la degradante y aburrida uniformidad de la globalidad.

La excusa para la nueva visita a Madrid del grupo granadino fue la presentación de su nuevo EP, ‘Colinas Bermejas’, dentro del ciclo SON Estrella Galicia. Con el coqueto Teatro Lara hasta arriba y mucho acento granaíno en las butacas, en la previa pudimos degustar el directo (en formato reducido) de los también nazaríes Pájaro Jack. Un grupo a seguir, ahí está como ejemplo de su arte ese pedazo de tema que es ‘El Bien’.

Ya sin más preámbulos, con la banda sonora de Curro Jiménez como introducción a tablas (detalle macarresco sin par), se arrancaron con una de las nuevas, ‘Fandango de la Libertad’ (también caerían ‘Ola de Calor’ y ‘Año Nuevo’). Ya escuchar a Jota entonar ese “Cada uno por su lado y que Dios reparta suerte…” que llega al tuétano desde las memorias flamencas de Fosforito y Paco de Lucía, empezó a exaltar a la hinchada. “Hay que pedir más libertad, antes de que nos la quiten”, apostilló Manu Ferrón. Una muestra de ese carácter reivindicativo, pero con el savoir-faire sureño, es decir, con alegría. Desde ahí, ni los desajustes de sonido iniciales bastante patentes cercenaron el carácter festivo de este grupo que se lo pasa bien y se les nota. Jota promedia más sonrisas por minuto que en sus show planetarios. Acabaron de meterse al público en la buchaca con uno de sus hits, ‘Dime’ y el aire country de ‘Alegato Meridional’. Fueron tejiendo sin dar un mal pespunte momentos especiales como ‘El Evangelio (según San Pablo)’ (tocada por primera vez), ‘Perros Muertos’ (la mejor en voz de Ferrón) y esa pieza asombrosa que es ‘Tú, Misionero de Dios’. Hubo peligro de incendio por la cantidad de electricidad silenciosa que se palpaba en el ambiente. Los pelos como sarmientos.

Sin tiempo para rebajar la emoción, entró la veta ‘combativa’ con ‘La Nueva Reconquista de Graná’ y el flamenco de ‘Claro y Meridiano’ con Jota dando palmas entregado (para lo que es él). El bis ya despejó cualquier atisbo de pudor del público, por eso de estar en butacas y en un teatro. Todo el mundo en pie con el himno al Sur y sus maneras de vivir que es ‘Déjame vivir con Alegría’. Para el final, lo esperado, ‘La Reina de Inglaterra’. El desparrame ya fue total. Llevo tres días tarareando “¿Cómo se irá a Talavera de la Reina?”. Malditos.

Con Grupo de Expertos SolyNieve piensas en un plato alpujarreño (nitroglicerina para mis desbordados triglicéridos), en San Juan de la Cruz y el misticismo que exuda esa bendita tierra que, dice el burdo dicho, entierra sus ríos y mata a sus poetas. Piensas en unas eras milenarias, en hedonismo sureño con sus gotas de mala follá, en un vergel de autenticismo que poco a poco va perdiendo esta piel de toro, reseca y cuarteada, pero aún romántica si le damos una oportunidad.

 

To Top