Publicidad

Girls + Swanton Bombs, Moby Dick, Madrid (04-10-2009)


No cabe duda de que Girls han grabado uno de los discos del año. Además, han conseguido poner de acuerdo a crítica y público; así que, la única explicación que encontramos para justificar el medio aforo que había  en la sala Moby Dick en su primera visita a Madrid, es que a la gente no le hace mucha gracia ir a un concierto en domingo.


Abrió  la noche el jovencísimo dúo londinense Swanton Bombs, que ofreció media hora de guitarra y batería con cambios de ritmo imposibles y muy pocos estribillos. A pesar de contar con una tremenda energía y de ponerle bastantes ganas, su rock a lo Artic Monkeys resultó pesado y aburrido para casi todo el mundo menos para Cristina Llanos, a la que se veía muy entretenida entre el público.

A las 21:45 subieron al escenario los dos componentes del grupo de San Francisco, acompañados de un batería con un gripazo más que evidente, y un guitarrista muy peculiar (parecía un miembro de la secta de Charles Manson). Evidentemente, el repertorio estuvo basado en su único trabajo publicado. Fueron desgranando las canciones de Álbum (así se llama el disco) durante los escasos cuarenta minutos que duró el concierto, aunque también tocaron un tema nuevo y una versión de True Love Will Find You In The End, de Daniel Johnston.

A pesar de que el sonido estaba un poco saturado, tuvieron momentos bastante buenos, como la estupenda Laura (¡lo que se parece esta canción al Sweet Caroline de Neil Diamond!), o las tres canciones más celebradas de la noche (Lust For Life, Morning Light y Hellhole Ratrace); pero en los temas más lentos (Ghost Mouth o Headache), no lograron conectar suficientemente con el público, que se quedó atónito cuando vio que después del único bis y tras cuarenta y dos minutos de concierto, se encendían las luces de la sala. Con tan solo un disco en el mercado, nadie esperaba que fueran a tocar hora y media, pero sí por lo menos sesenta minutos, y más teniendo en cuenta que se dejaron en el tintero temas tan buenos como Summertime. De todos modos, viendo los lingotazos que le daba el cantante a la botella de Jameson, no sé si hubiese llegado a la hora de actuación en plenas facultades.

 

Fotos: Adolfo Añino

 

[flickr set=72157622402825317]

 

 

 

 

 

 

To Top